Curiosidades

The Hispanic Council dedica un podcast a la figura del militar ceutí Fernando de Leyba

Fernando de Leyba, héroe de la Revolución Americana
photo_camera Fernando de Leyba, héroe de la Revolución Americana

De Leyba fue un militar ceutí que sirvió a las órdenes de Bernardo de Gálvez y que se acabó convirtiendo en un héroe desconocido de la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos. 

El think tank The Hispanic Council ha dedicado un capítulo de su podcast “La otra historia “ al ceutí Fernando de Leyba, militar que sirvió a las órdenes de Bernardo de Gálvez y héroe desconocido de la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos. 

The Hispanic Council es un think tank independiente que promueve las relaciones entre España y EEUU. Con presencia en Madrid y en Washington, D.C., sus actividades principales son el análisis, la investigación y la divulgación histórica.

 

Fernando de Leyba

Nacido en Ceuta en 1734, Fernando de Leyba ingresó en el ejército en 1752, sirvió en Orán y se distinguió por sus acciones en La Habana en la defensa del Castillo del Morro en 1762 y, sobre todo, por la defensa de San Luis en 1780.

Poco antes, en marzo de 1780, en reacción al apoyo declarado de España a los insurgentes de las 13 colonias americanas, una amplia fuerza expedicionaria británica había partido desde Michigan hacia el río Misisipi. El objetivo de esta expedición, a la que se fueron sumando en el camino tribus indígenas aliadas de los británicos, era el de arrasar con los asentamientos españoles que encontraran, con la mira fija en San Luis, cuyo gobernador era Fernando de Leyba.

A base de voluntarios, el ceutí improvisó una milicia y organizó una defensa de la ciudad para contener el ataque centrando todas sus fuerzas en el fuerte San Carlos.  El apoyo de su amigo, el general insurgente George Rogers Clarck, al mando del ejército continental en el Oeste, le envió refuerzos. A pesar de todo, entre españoles, colonos franceses y rebeldes americanos, ni siquiera llegaban a 300 efectivos frente a más de 1.000 británicos e indios.

Con el objetivo de infundir ánimos a una población aterrorizada, Leyba ordenó desplegar una enorme bandera con la Cruz de San Andrés, evidenciando que la plaza estaba bajo soberanía española y así sería defendida. El 26 de mayo una vanguardia de indios seguida de otra oleada de casacas rojas entró en la ciudad creyendo suya la victoria, pero la milicia de Leyba, parapetada, sorprendió a los atacantes a quienes hizo huir.

El ceutí, consciente de que la única manera de asegurar la ciudad era dar caza al enemigo que había iniciado el asedio, organizó una expedición para perseguir a los británicos e indios. El  20 de junio, Leyba dio por cumplida la misión y notificó por carta la victoria a Bernardo de Gálvez. Ocho días después, el ceutí moría.

Comentarios