¿De qué hablamos?

"¿De qué hablamos?" aborda la polémica obra de la barriada Juan XXIII con Gabriel Cano y Antonia Moya

Vecinos de Juan XXIII: "Lo que ha ocurrido con la obra de la barriada es un verdadero escándalo"

Las instalaciones que derribaron en 2018 hacían un servicio a los vecinos de la barriada. Tres años después, la obra sigue parada. 

La presidenta y el portavoz de la Asociación de Vecinos de Juan XXIII, Antonio Moya y Gabriel Cano, respectivamente, han contado en ¿De qué hablamos? lo que se ha convertido en la historia interminable de la barriada: una obra que está parada desde 2018 y cuyo inicio supuso el derribo de una pista deportiva y un local social, que ha venido a perjudicar a unas 150 familias. Al proyecto, que fue encargado a Tragsa (medio propio) con un plazo de ejecución de siete meses, parece que le han echado un mal de ojo. O eso o los cálculos nunca se hicieron bien. Es algo inexplicable para los vecinos. cano y moya

Antonia Moya cuenta que "llevamos tres años sin hacer actividades con los niños, sin tener su parque, sus juegos y reuniones. Teníamos un polideportivo y un club (que fueron derribados) y luego tenemos la fachada de las viviendas que poco a poco se nos van cayendo abajo". La presidenta añade que "empezaron con la ilusión de que nos iban a arreglar todo, pero el tiempo va pasando y no hacen nada. Yo echo las culpas al Ayuntamiento"

El portavoz, Gabriel Cano, cuenta que "los vecinos están desesperados". "Es una barriada muy humilde aunque también muy fiestera. En el local que teníamos podían hacer sus fiestas y reuniones. La pista deportiva era vieja, pero cubría las necesidades de los muchachos para hacer deporte". 

La obra comenzó en noviembre de 2018 y "todavía no tenemos nada". Han pasado tres años. Cano lamenta que "lo peor de esto es que no sabemos lo que va a pasar porque tras las reuniones con los diferentes máximos responsables de Fomento, cada uno nos decía una cosa: problemas de los materiales, problemas de mediciones, otro que iban a agrandar los vestuarios a petición de la Federación de Fútbol". Explica que la barriada, para el Ayuntamiento, "no cuenta para nada y no sabemos a día de hoy qué va a pasar con la obra". 

La última reunión fue el pasado 11 de octubre, con el consejero de Fomento y Turismo, Alejandro Ramírez; la directora general, Tamara Guerrero; y el ingeniero técnico municipal, Pedro Sierra. "Nos informan que se han redactado varios proyectos para poder encajar la obra en el presupuesto y que en el transcurso de la presente semana se tomará la decisión definitiva", según Gabriel Cano, que asegura que no han recibido respuesta tres semanas después. "Si esto es un disparate técnico es de vergüenza. Yo he trabajado 40 años en una empresa constructora, jamás he visto una cosa parecida a esto. No sé si puede haber otros intereses políticos, pero técnicos no creo, hay un equipo". "También nos dijeron que la obra se retomaba en agosto y que durarían 18 meses. Ahora después de tres años, dicen eso. Esto es de risa", señala Cano. Juan XXIII es la protagonista de una historia de incumplimientos, al menos hasta siete incumplimientos en reuniones, cuenta el portavoz. 

"Decía el señor Vivas que por darle la obra a Tragsa se acortaban en seis meses los plazos de ejecución. Palabras textuales del presidente de la Ciudad en noviembre de 2018. Y después de tres años no sabemos qué va a pasar", afirma Gabriel Cano. "Nunca he visto nada parecido; lo que ha ocurrido con esta obra es un verdadero escándalo. Es para poner a los responsables de patitas en la calle". 

Antonia Moya relata que en las reuniones "nos han pedido disculpas por el retraso y cada vez dicen que lo van a hacer mejor y más mejor yo no la quiero, hacer algo, echar cemento y que los niños puedan estar allí". 

La barriada Juan XXIII también espera la regularización de las viviendas "porque son propiedad de Emvicesa y no las arreglan ni podemos arreglarlas nosotros". "Con el invierno se nos vienen abajo", es también una queja de la presidenta, entre otras varias que se denuncian en la entrevista como el saneamiento y el estado de la playa.    

 

Comentarios