¿De qué hablamos?

¿De qué hablamos? invita en esta nuevo programa a un veterano hostelero de la ciudad, Quino Blanco

"Tenemos muchas limitaciones y a los hosteleros las restricciones nos matan"

photo_camera Entrevista Quino Banco, hostelero

"Estamos esperando que la Ciudad nos ayude. Creíamos que la ayuda estaría el día 10, pero malas noticias vienen. Por lo visto, hasta final de abril o mayo", asegura el empresario. 

Quino Blanco es un hostelero, de los más veteranos de la ciudad, que está soportando como buenamente puede los terribles efectos de la pandemia sobre el sector de la hostelería. Posee tres negocios y ha cerrado uno por temporada: La Barraca del Parque Marítimo, que volverá abrir cuando cierre provisionalmente El Secreto de Yuste tras la Semana Santa. Cuando se cumple un año de la crisis sanitaria lo invitamos a un nuevo programa. ¿De qué hablamos? se ha grabado en esta ocasión en La Terraza de Menchu. 

PREGUNTA. Ha pasado un año del primer decreto de estado de alarma por la pandemia. 

RESPUESTA. No llegamos todavía a los gastos porque tenemos muchas restricciones y las restricciones nos matan. Todos los comerciantes de Parque Marítimo hemos hecho una propuesta al consejero de Sanidad para que se pueda abrir el Parque al baño el uno de mayo en vez de llegar a junio. Esto sería un gran alivio para los hosteleros que tienen allí negocios. Ahora mismo el 80% de los restaurantes está cerrado. 

P. Sería abrir el Parque con aforo restringido, supongo. 

R. Ahí no llego yo tanto, pero si son entre 1.000 y 1.500 personas lo haríamos. Pienso que bajando los casos de covid como están bajando y las vacunas van subiendo como siguen subiendo, podrían entrar las 1.500 personas. 

P. Te has visto obligado a despedir trabajadores en el último año. 

R. Sí, a bastante gente. En el 2019 teníamos 42 empleados y ahora mismo tenemos 10. Nosotros estamos trabajando media jornada (4 horas) y estamos pagando los impuestos de jornada completa. A los autónomos en lugar de bajarnos, nos han subido. Los IRPF de los empleados, todo. En estos momentos los dos negocios no generan para pagar los gastos. 

_________________________________________________________________________________________________________

"Estamos esperando que nos ayuden. Creíamos que la ayuda estaría el día diez, pero malas noticias vienen. Por lo visto hasta final de abril o mayo. Me llaman y me preguntan y lo que sé es que las ayudas de momento no vienen"

_________________________________________________________________________________________________________

P. Te está costando dinero, pero ¿hasta dónde puedes llegar?

R. Esa es la pregunta que me hago y ese es mi temor. Estamos esperando que nos ayuden. Creíamos que la ayuda estaría el día diez, pero malas noticias vienen. Por lo visto hasta final de abril o mayo. Me llaman y me preguntan y lo que sé es que las ayudas de momento no vienen. 

P. ¿Has calculado el dinero que has perdido o lo que has dejado de ganar?

R. El que he dejado de ganar en esta situación no se puede calcular. Perdidos, sí. Bastantes miles de euros. He podido mantener dos negocios abiertos con mucho esfuerzo y gracias a las rentas obtenidas antes de la pandemia. Y si además el tiempo no ha sido bueno, como en febrero y marzo tremendo, se incrementan las pérdidas. Dependemos del sol. 

_________________________________________________________________________________________________________

"En Ceuta hemos podido abrir hasta las diez de la noche, pero ese es otro engaño. Es verdad que nos dejan cerrar a esa hora, pero aquí ¿quién va a venir a cenar las siete de la tarde?: nadie"

_________________________________________________________________________________________________________

P. ¿Sobre los planes de la Ciudad y las ayudas a autónomos y pymes, qué me dices?

R. Las ayudas son siempre escasas, pero son bien recibidas. Si necesitas cuatro y te dan una, la coges. La verdad es que sólo hemos cobrado de la Ciudad, del Gobierno de Ceuta. A ver qué recibimos de los 11.000 millones del Gobierno de la Nación. Sí el reparto es equitativo, bienvenido sea, pero si las limosnas van a ser para las comunidades más chicas, lo veo fatal. También entiendo que el sector hostelero en la Península está que arde porque allí han cerrado en muchos casos. Aquí hemos podido abrir hasta las diez de la noche, pero ese es otro engaño. Es verdad que nos dejan cerrar a esa hora, pero aquí en Ceuta ¿quién va a venir a cenar las siete de la tarde?: nadie. Es cero. Retrasar el cierre a las once de la noche es otra cosa y me ha dado mucha alegría escucharlo. En ninguna terraza, ni en la hostelería en general, se ha detectado un caso de contagio. 

P. No conozco un solo caso de covid de un empleado de bar...

R. porque hay una cosa que te quiero decir, porque Dios sí está con nosotros y nos mira con buenos ojos. Hasta el día de hoy no ha pasado nada. 

P. Semana Santa, ¿qué opinas?

R. Estamos encantados si pasamos de cerrar de diez a once de la noche. A esa hora la gente sí puede cenar. 

P. ¿Y de la picaresca de los viajes en barco?

R.  Vamos a ser sinceros: los barcos vienen y van llenos. No te puedes mover para ir a ver un hijo o tienes que falsear un documento. 

P. Sobre las vacunas, ¿ ves luz al final del túnel?

R. ¿Deberíamos ser nosotros personal esencial para vacunarse?

_________________________________________________________________________________________________________

"Siempre hay una salida. Lo último es cerrar un negocio. Tanto las mujeres como los hombres que están en la hostelería son unos valientes, lo que están aguantando no es normal"

_________________________________________________________________________________________________________

P. Eso habría que preguntárselo al consejero de Sanidad, si lo permite el protocolo. El tema es que cuanta más gente se vacune y cuanto antes, mejor. Yo quiero saber si crees que no vendrá una cuarta ola. 

R. No lo creo. Y pienso que las vacunas si son de una sola dosis, muchísimo mejor. Lo que no creo es que el 70% esté vacunado en verano. 

P. ¿Te ha hecho reflexionar la pandemia sobre continuar con el negocio en el futuro?

R. Tenía que estar aquí mi mujer. Me ha hecho retirarme. Pensar en retirarme. Aguantar los seis años que me quedan para cobrar una pensión y retirarme. Pero no solo por la pandemia, es por la cantidad de impuestos que pagamos en la hostelería. Nadie ha mirado ni ha dicho: a esta criaturas vamos a bajarles los impuestos. 

P. ¿Cómo sobrellevas el estrés?

R. Mal. Gracias a Dios tengo familia y un hermano que me convence. En mi vida me he despertado a las seis de la mañana y ahora tengo que poner la radio o la televisión. No cojo el sueño. Es mucha responsabilidad. Hay gente que lleva conmigo treinta años. A nadie le gusta despedir a una persona. 

P. ¿Qué le dices al empresario, autónomo, hostelero que está a punto de tirar la toalla?

R. Que aguante y dé la cara. Eso le digo, que afronte los problemas y no se esconda. Siempre hay una salida. Lo último es cerrar un negocio. Tanto las mujeres como los hombres que están en la hostelería son unos valientes, lo que están aguantando no es normal. 

 

Comentarios