Deportes

ENTRENADOR DE FúTBOL

Lillo: "Nayim sabe ser y sabe estar, es de las mejores personas que he conocido"

Juanma Lillo es el entrenador que ha acudido al Campus de Fútbol Nayim. El entrenador tolosarra, con experiencia en España y en países como México, Colombia y Costa Rica, asegura que espera seguir entrenando porque es su medio de vida. Con Nayim se deshace en elogios destacando sus valores como persona.

Juanma Lillo valora iniciativas de esta índole que "permiten a los niños convivir con determinadas situaciones del fútbol, más allá que las condiciones para desarrollar la actividad me parecen óptimas”.

El entrenador tolosarra entiende que “a jugar al fútbol se aprende jugando, como a tocar el piano se aprende tocando el piano y a cantar se aprende cantando. Lo primero es jugar con todo el significado que tiene el hecho de jugar, y lo segundo pensar cómo juegas, que los niños cuando acaben el Campus tengan un nivel de comprensión del juego mayor o por lo menos observen el juego desde un lugar distinto al de antes de venir; tampoco puede pretender la gente que en una semana va a salir Maradona… Si el niño sale con unos estímulos e inquietudes para interpretar el juego de una manera distinta, además de las relaciones personales, la experiencia es positiva”, destaca.

Lillo ha entrenado en España a la UD Salamanca, Real Sociedad o UD Almería y ha probado fortuna en el extranjero en el Dorados de México y en el Millonarios de Bogotá, su último equipo en el 2014. “Se han podido dar una serie de cosas, y ahora estoy en el paro pero no parado. He estado en el Campus de Adolfo Aldana y ahora en el de Nayim, siempre es importante participar en estas actividades”.

De Nayim, asegura que “toca ser honesto, yo el conocimiento que tenía de Nayim era cero patatero… Yo me acuerdo de su paso por el Barça mucho más de lo que él se cree, que me pareció espectacular. Estuvo cinco años en Inglaterra, pero su paso por el Real Zaragoza fue el que lo hizo más visible para la gente”.

Juanma Lillo reconoce que “yo lo que quise es ser jugador y cuando Adolfo (Aldana) me llama para jugar un partido de veteranos, para mí cambiarme al lado de gente como Nayim es la ‘releche’. Ahora he empezado a conocer a una persona honrada, que sabe ser y sabe estar, y reconozco que es un orgullo para mí tenerlo como amigo. Nayim es una de las mejores personas que he conocido en el mundo”.

Después de vivir una experiencia este año en Costa Rica como asesor del Saprissa, Juanma Lillo desea volver a entrenar porque “es mi medio de vida y el de mi familia, lo cual no quiere decir que no esté abierto a otros puestos dentro del mundo del fútbol”.

Comentarios