Economía/Empresa

Escasa afluencia del tejido empresarial a la jornada de comercio exterior de la Cámara

photo_camera Los ponentes, en la Cámara de Comercio./M.G.

Los cuatro ponentes se encontraban a primera hora de la mañana en el salón de actos del ente cameral, sin auditorio alguno

Escasísima, por no decir nula, la asistencia de representantes del tejido empresarial ceutí a las jornadas sobre comercio exterior que se están celebrando en la Cámara de Comercio desde esta mañana. De hecho comenzaron sin público, aunque a media mañana fueron llegando algunas personas de manera esporádica, si bien el acto tenía previsto su inicio a las 09.30 horas. Incluso se llegaron a demorar los tiempos de inicio de las intervenciones en espera de que llegara algún interesado.

Aunque evita dar datos concretos sobre estos contactos de empresas ceutíes con el exterior, el director provincial de Comercio, Juan Carlos Arlandy sí ha puesto de relieve que conocen algunos parámetros de referencia, si bien estos se muestran “difusos” a causa de la actividad de los porteadores que a diario cruzan a Marruecos. Ello trastoca los datos.

Las jornadas tienen varios objetivos. Por un lado, mostrar a las empresas de Ceuta las diferentes oportunidades de negocio en el Magreb y el África Subsahariana, así como dar a conocer al empresario ceutí las diferentes líneas de financiación existentes para expandir negocios hacia estas zonas. Se procura, pues, ayudar al empresariado de Ceuta al establecimiento de relaciones comerciales, contando con explicaciones de las diferentes modalidades de ayudas procedentes de la UE y ayudar a la mejora de competitividad de las empresas mediante el fomento de la internacionalización.

El director provincial explica los programas de la Compañía de Financiación y Desarrollo (Cofidis) que tiene como objetivo fomentar que las empresas, en este caso de Ceuta, sepan cómo expandir sus actividades en el exterior.

“Para salir al extranjero no hay trabas, el único problema es conocer el país”, indica Arlandy, quien subraya que también uno de los inconvenientes son las barreras culturales.

Por su parte, Antonio Gómez Gálvez, gestor de Programas Internacionales del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) que depende del Ministerio de Economía y Competitividad, expone los instrumentos financieros para las empresas en proyectos de I+D+i en estrategias de internacionalización.

Estima que es importante que se sepa cómo colaborar con empresas extranjeras, ya que deben conocer que se pueden obtener subvenciones cuando se establecen consorcios mixtos. “Siempre es importante no perder al pelotón”, explica, en referencia a las oportunidades que brinda la externalización de las empresas españolas.

Por su parte, Fernando Cañavate Vega, director de África Supply, explica que a la hora de salir al exterior, el principal problema de las empresas es “el miedo”, ya que es la propia empresa española la que se autoimpone presión. Sin embargo, añade que “no existe mayor problema en pagos y cobros”. De hecho, apunta que es “mejor”, puesto que en países del Magreb y del África Subsahariana saben que “o pagan“ o no hay mercancía.

Marruecos, póngase por caso, necesita mucho producto español, fundamentalmente para el sector inmobiliario y de la construcción, en países del África Subsahariana se buscan infraestructuras, material hospitalario, de hostelería y fundamentalmente en el ramo de la educación, muy emergente.

Explica que son países con mucha demanda y que la ventaja de España es que es un país industrializado y cercano. Lo único que hace falta, desde su perspectiva, es “informarse muy bien y cambiar el chip”.

También interviene Mariano Guillén-Oquendo Martínez, director de Área de Desarrollo Económico y Medio Ambiente de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas. Su exposición se centra en las licitaciones en África.

Esta tarde se dedicará la jornada al establecimiento de entrevistas individuales. 

Comentarios