Economía/Empresa

MDyC entiende que debe ser un paso muy meditado

CCOO ratifica su apoyo a la integración en la Unión Aduanera

Edificio sindicato (3) (Custom)
photo_camera Imagen del edificio de los sindicatoS (ARCHIVO)

CCOO considera que la integración de Ceuta en la Unión Aduanera constituye la piedra angular del nuevo modelo económico de la Ceuta del futuro. Es por ello que ha expresado su total apoyo a la iniciativa, “como ya hicimos en su día con la aprobación del Plan Estratégico en 2012".

Para la central sindical, el ingreso de Ceuta en la Unión Aduanera no sólo supondría un cambio fundamental para el desarrollo de las relaciones económicas, en especial de las comerciales, sino que además nos proporcionaría un marco político y legal y más estable y fiable para la atracción de inversión, implantación de nuevas empresas y explotación de yacimientos de empleo alternativos.

El sindicato presta su apoyo y colaboración en cuantas actuaciones e iniciativas se pongan en marcha para alcanzar este trascendental objetivo.

A juicio de CCOO, la implantación de un nuevo modelo económico, adaptado a la realidad, estable y con proyección de futuro; capaz de generar empleo y riqueza, debe ser para Ceuta una prioridad máxima, dice. Para ello es preciso, no sólo adoptar medidas coyunturales a corto plazo que permitan dotar de la mayor eficiencia al modelo actual; sino que es preciso revisar en profundidad las estructuras sobre las que queremos asentar la actividad económica en el sector privado. En este sentido, no cabe la menor duda de que la consideración de Ceuta como “territorio franco”, sobre la que ha pivotado tradicionalmente “nuestra economía, ha quedado completamente obsoleta”.

Por su parte, la formación política de MDyC ha precisado que un paso tan decisivo como la entrada de Ceuta en la Unión Aduanera debe ser muy meditado y ,sobre todo, deben sopesarse las ventajas e inconvenientes que dicha decisión "puede acarrearnos". "No es una decisión que deba tomarse deprisa y corriendo, sino sustentada en unos informes objetivos que delimiten las consecuencias".

El partido recuerda que en el año 1999, el Consejo Económico y Social, preocupado por los efectos de los acuerdos entre el Reino de Marruecos y las entonces Comunidades Europeas, que entraban en vigor en el año 2000, encargó a la Sociedad de Estudios de Andalucía (ESECA) un estudio sobre la conveniencia de modificar el Régimen Especial Fiscal de Ceuta con la Unión Europea. Desde entonces se han realizado varios informes que a lo único que han conducido es a malgastar más fondos públicos.

Para MDyC no se puede tomar una decisión tan trascendental para el futuro de la ciudad y de las generaciones futuras con una visión electoralista, por lo que debemos sosegar las prisas y basarnos en un consenso total de todos las entidades sociales, económicas y políticas buscando la mejor solución para el futuro de Ceuta.

 

Comentarios