Economía/Empresa

Ceuta no prevé medidas por la liberalización del precio de los combustibles en Marruecos

El portavoz de la Ciudad Autónoma entiende que el vecino país es, obviamente, plenamente soberano en sus políticas energéticas

En Marruecos se considera una noticia ‘bomba’, como publica el prestigioso diario Medias24. El sector petrolero está sacudido por el anuncio del Gobierno de Abdelilah Benkiran de liberalizar completamente los precios de los combustibles y dejarlos en manos de las compañías que los suministra.

Cada operador podrá fijar su margen y los operadores están de acuerdos, pero mantienen una actitud de prudencia. El asunto afecta a Ceuta en el sentido de que no son pocos los ciudadanos ceutíes que marchan a Marruecos con sus vehículos para repostar, dada la importante diferencia de precios con los de los operadores de Ceuta.

El jefe del Gobierno marroquí confirmó en el propio Parlamento del vecino país el fin de las subvenciones a los carburantes, que se producirá el próximo día 31 de diciembre. El anuncio de liberalización se confirma para el próximo 24 de enero de 2015, con el consentimiento de los ministerios marroquíes de Economía y Finanzas, Energía y Asuntos Generales.

Expertos observadores se preguntan si el hecho de que los carburantes no estén subvencionados por el Estado vecino repercutirá en el precio y si, al fin y al cabo, el Estado marroquí podría finalmente fijar un margen en los precios.

No hace mucho, el ministro de Asuntos Generales, Mohamed Louafa, reunido con las sociedades de distribución de combustible que operan en Marruecos confirmó varios anuncios. En efecto, el Gobierno marroquí tiene la intención directa de suprimir la estructura de precios de los carburantes y dejarlos al libre albedrío de los operadores. En principio, no habría márgenes y serían los propios operadores los que los fijarán.

Se trata de una auténtica revolución en el sector. Los operadores han aceptado la idea de la liberalización, pero apuntan a que es un proceso que debe estar regulado y ser progresivo. Un portavoz de una multinacional cita el ejemplo de Francia, donde el proceso de liberalización se llevó a cabo durante años.

El portavoz del equipo de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Emilio Carreira, aborda el asunto en el sentido de que Marruecos, lógicamente, es un país soberano y dentro de su política de Estado está plenamente legitimado a ejercer un proteccionismo.

“Ceuta no puede competir con Marruecos, un país emergente. Puede competir España, pero no Ceuta”, apunta en relación a la repercusión que pudiera tener la liberalización de precios del combustible en Marruecos en los operadores de Ceuta.

Entiende Carreira que tanto Marruecos como Ceuta tienen atractivos para los ciudadanos de los respectivos países en algunas cosas, y cree lógico que hayan intercambios, que se traducen en relaciones comerciales, bien sean en el plano de compras en Ceuta por parte de ciudadanos marroquíes como en el plano inverso por parte de ciudadanos ceutíes.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad