Economía/Empresa

munición biodegradable

El ejército de Estados Unidos, interesado en la patente ecológica de un ceutí

MUNICION ECOLOGICA
photo_camera Bioammo es una empresa de un ceutí especializada en munición ecológica / CEDIDA

Es una empresa especializada en munición ecológica puesta en marcha por un ceutí que apuesta por asentarse en la ciudad y poder fabricar estos cartuchos respetuosos con el medio ambiente y en los que el Ejército de Estados Unidos están muy interesados. Como siempre, la normativa está poniendo las cosas difíciles a BioAmmo.

El ejército de Estados Unidos está buscando una empresa que fabrique cartuchos biodegradables que serán rellenados con una semilla genéticamente modificada para, durante las prácticas militares, no solo no contaminar sino regenerar las zonas donde se trabaje. Y es en este punto donde entra BioAmmo, una empresa tecnológica segoviana del ceutí Enrique López- Pozas. Esta empresa de I+D+i es la única que tiene la patente de este tipo de cartuchos y por tanto, “nosotros aplicaremos con una patente mientras que el resto de empresas que concurren al concurso americano lo harán sólo con ideas”, ha explicado a Ceuta Actualidad el presidente y fundador Enrique López- Pozas.

Pero no todo es un camino de rosas. Ahora necesitan instalarse. López- Pozas apuesta por su tierra caballa pero no está siendo fácil. La normativa española exige que, para acceder a ayudas públicas, el empresario acredite tener el 25% de la inversión necesaria en metálico. “Nos falta un millón de euros. La Junta de Castilla y León nos apoya, también los bancos y estamos intentando cerrar inversiones privadas pero si no nos ayudan con financiación pública no vamos a poder establecernos en España porque no somos ricos, somos científicos. La normativa en España para evitar la corrupción bloquea el I+D+i y proyectos tan importantes como el nuestro”, se lamenta. Y es que la creación de puestos de trabajo una vez puesto en marcha el proyecto superaría los 200 “aunque según fuentes americanas podríamos estar hablando de hasta dos mil”.

En caso de no conseguir esta financiación, a Bioammo no le quedará más remedio que cruzar el charco y establecerse en Estados Unidos. “Normas como estas solo provocan la fuga de cerebros de España”. En caso de que Ceuta fuera la sede de esta fábrica, esto situaría a la ciudad en el epicentro de la fabricación de cartuchos biodegradables. Su posición geo estratégica se vería potenciada por un proyecto para el mayor ejército del mundo. Aún quedan dos semanas para aplicar al concurso. En ese tiempo, López-Pozas espera poder conseguir la financiación para quedarse en su ciudad natal y posicionarla en el mercado mundial.

 

Cómo funcionan estos cartuchos

Se trata de los primeros cartuchos del mundo hechos con material biodegradable de origen vegetal que se descomponen en un año, reduciendo su impacto ambiental, ya que actualmente "cada tiro es un trozo de plástico que dura 450 años".

La industria armamentística trabaja desde hace años para eliminar el plomo de los cartuchos, pero con este proyecto "se ha ido un paso allá al añadir a los perdigones libres de plomo un recubrimiento de plástico biodegradable".

BioAmmo ha logrado producir un material bioplástico a partir de estos residuos de origen vegetal que, una vez fermentados, dan lugar a polímeros que se transforman y adquieren las mismas características físicas y mecánicas del plástico procedente del petróleo.

Esta empresa cuenta con tres patentes mundiales de munición biodegradable para las armas de "airsoft", con bolas de plástico; semimetálicas para las escopetas de caza y metálicas para el entrenamiento, este última patente es la que ha llamado la atención al ejército de Estados Unidos.

Comentarios