Economía/Empresa

ante la decisión , la delegación clausura el acceso peatonal para los porteadores

Los polígonos del Tarajal cerrarán indefinidamente hasta mediodía mientras se mantenga el "tasazo"

polígono tarajal
photo_camera La verja de acceso al polígono permanecía cerrada esta mañana (CEDIDA)

Las puertas de los polígonos comerciales de El Tarajal han amanecido cerradas esta mañana. Los comerciantes han decidido responder de este modo a las intenciones del Gobierno de la Ciudad de imponerles el pago de una tasa por la prestación de distintos servicios. 

Las comunidades de propietarios de los polígonos de El Tarajal han decidido hacer frente a la Ciudad. La decisión del Gobierno local de imponer a los comerciantes una tasa sobre su actividad ha revelado definitivamente a los empresarios.

Los polígonos permanecerán cerrados indefinidamente hasta mediodía mientras el equipo de gobierno municipal no renuncie a imponer una tasa que los comerciantes juzgan “injusta”. El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha argumentado que la tasa pretende atacar el denominado “comercio del bulto”, una actividad económica promovida desde las llamadas “naves consigna” a cuyos propietarios se acusa de no cumplir con las obligaciones que la ley les impone.

Los comerciantes de las cuatro comunidades de empresarios de El Tarajal han insistido reiteradamente en que la actividad del bulto nada tiene que ver con ellos. Para demostrarlo, los empresarios han resuelto que las puertas de los polígonos permanecerán cerradas justo en el horario en el que los porteadores transitan de uno a otro lado de la frontera para cargar y acarrear los bultos. “Para terminar con esto, hemos decidido cerrar: evitamos el porteo, que nada tiene que ver con nosotros, y así la Ciudad no tiene que gastar dinero”, ha ironizado el presidente del polígono Tarajal 2, Bilal Dadi.

El empresario insiste en que desde hoy, y hasta que la Ciudad atienda sus reclamaciones, las puertas de los polígonos sólo se abrirán desde el mediodía para atender a los clientes que acudan al recinto. Ante los hechos consumados, la Delegación del Gobierno decidía clausurar el acceso peatonal de El Tarajal II para evitar la concentración de porteadores ante el recinto comercial. 

La tasa que el Gobierno pretende imponer a los empresarios de El Tarajal ha sido cifrada en 48,70 euros por metro cuadrado de nave, un impuesto que, sin embargo, se reduce a un pago de 100 euros anuales para aquellas empresas con plantillas superiores a los tres trabajadores. Según la Ciudad, esta medida tiene un carácter disuasorio para quienes mantienen una economía oculta fundada en el porteo.

“El presidente de la Ciudad cree que todo el jaleo es responsabilidad nuestra –continúa Dadi- Pero es la Ciudad la que obtiene beneficios del bulto”. Los comerciantes legalmente establecidos en El Tarajal recuerdan que la mercancía que alimenta el llamado “comercio atípico” procede de la Península y su destino son empresarios radicados en Marruecos que utilizan la ciudad sólo para el paso de los productos que luego venderán en el país vecino.  

Comentarios