Economía/Empresa

crisis en el sector

Los comercios auguran las peores rebajas en muchos años

DSC_0002
photo_camera Un comercio con el cartel de rebajas (C.A.)

Las ventas han caído en picado y los comerciantes echan parte de la culpa al problema fronterizo que afecta a la ciudad. Los clientes del país vecino no están dispuestos a aguantar las largas colas que se forman a diario. 

Ya han comenzado oficialmente las rebajas, aunque el cartel con descuentos cuelgue de la mayoría de los comercios desde hace algunos días. Los empresarios intentan ser optimistas de cara a esta campaña de verano, pero viendo los resultados de los meses anteriores auguran que van a vivir las peores rebajas desde hace muchos años.

Esta crisis en el sector no es nada nuevo, es un hecho que viene de largo. Los establecimientos comerciales, sobre todo de la zona del centro, han mostrado su malestar ante una disminución excesiva de las ventas.

Aunque para muchos españoles la crisis ha pasado, en Ceuta se está notando quizás más que nunca. La mayoría de los empresarios consideran que el problema viene de la situación fronteriza que está perjudicando de manera directa a la economía de la ciudad.

En épocas de rebajas se esperan a los clientes marroquíes con los brazos abiertos. Sin embargo, el caos fronterizo ha hecho que muchas de estas personas decidan no acceder a Ceuta para realizar sus compras, ya que no están dispuestas a soportar las largas colas que se forman en la N-352. De lunes a jueves, con el porteo, las inmediaciones de la frontera se colapsan y las colas sobrepasan Juan XXIII. De viernes a domingo, al no haber actividad en los polígonos de El Tarajal, se respira cierta fluidez. Aún así, entrar y salir de Ceuta se convierte en toda una odisea. 

Hace unas semanas la Cámara de Comercio puso en marcha la Semana de la Dinamización Comercial, a petición de los comercios, con el objetivo de potenciar las ventas. Y es que los comercios no están pasando por su mejor momento. 

Ahora habrá que esperar para ver si los presagios de los comerciantes se cumplen. 

Comentarios