Economía/Empresa

Los comerciantes del Tarajal, en pie de guerra

La cuerda se tensa cada vez más en los polígonos

Ya no aguantan más. La situación se está tornando cada vez más tensa en el seno del colectivo de comerciantes de los polígonos del Tarajal, que esta mañana han vuelto a cortar el paso de porteadores con bultos impidiéndoles el paso por el Tarajal II.

Lo han dejado claro, quieren soluciones inmediatas por parte de la Delegación del Gobierno al comercio ilegal del bulto y, según ha declarado el presidente del polígono Tarajal II, Bilal Dadi, seguirán realizando acciones de protestas hasta que las soluciones que demandan lleguen de una vez por todas.

Esta mañana, sobre las diez, cuando la explanada de acceso a la zona de acceso al vial de entrada al paso de mercancías del Tarajal II se encontraba lleno de porteadores, los comerciantes se han plantado no permitiendo el paso de las mismas.

La acción de protesta se repite, aunque en la jornada de hoy no ha existido ningún tipo de rifirrafe entre los camalos y los empresarios, que estaban indignados al comprobar como mientras ellos cortaban el paso por la puerta principal, las porteadoras daban la vuelta y salían por otra, un ejemplo claro, según el presidente de los empresarios, de que la “Delegación del Gobierno tiene algo contra nosotros”.

Se han vivido momentos muy intensos, sobre todo cuando las porteadoras corrían, bultos en la espalda, en busca de una salida que les permitiera acceder hasta la zona del vial del paso de mercancías. Llegó un momento en el que todas las puertas de salida quedaron cerradas, pidiendo las transportistas del bulto, hoy sólo eran mujeres, que se les permitiese pasar, algo que al final ha sucedido. Y todo ante la atenta mirada de los agentes de la Policía Nacional y de los vigilantes de seguridad.

Hoy, afortunadamente, no ha habido que lamentar ninguna desgracia, aunque de seguir así la situación, la misma puede terminar cualquier día con un resultado imprevisible.

Según algunos comerciantes, algunos llevan más de treinta años en los polígonos, este año es el peor que han vivido y solo hace falta darse una vuelta por la zona para comprobar la cantidad de naves que ya están cerradas a cal y canto y sin ningún tipo de actividad

 

Al lado de la entrada del paso

Los comerciantes, después de gritar “no al bulto, queremos soluciones” se han trasladado hasta la zona lateral que comunica el paso de mercancías con el polígono. Una vez allí, aparte de exigir soluciones a la Delegación del Gobierno y pedir la dimisión de su titular, Nicolás Fernández Cucurull, el presidente de los comerciantes ha indicado a los representantes de los medios de comunicación como mientras ellos tratan de “frenar un comercio ilegal, la Delegación permite el paso del bulto”.

Bilal ha vuelto a insistir que el bulto no es su negocio y que los GRS de la Guardia Civil tienen orden de no dejar pasar por la tarde a las personas del país vecino que acuden a sus negocios para adquirir mercancías totalmente legales.

 

Atascos en la 352

Mientras esto sucedía, la Nacional 352 comenzaba a llenarse de vehículos pateras. Aunque al medio día el tráfico era levemente fluido, los vehículos comenzaban a concentrarse en doble fila ocupando los dos carriles, de los tres existentes, de acceso a la frontera. A esa hora, las colas de coches pateras ya llegaba a la altura de la barriada Juan XXIII.

Las previsiones son muy pesimistas en este sentido según las declaraciones de personas recogidas por este medio "in situ". Conocedores de este asunto han manifestado que las colas irán "in crescendo" a medida que avance la tarde, por lo que el colapso está, un día más, casi asegurado. Un problema que afecta tanto a los vecinos de la zona como al resto de ciudadanos, a los que se les hace imposible, por citar un ejemplo, acudir hasta el Hospital Universitario.

 

Comentarios