Economía/Empresa

La situación de la frontera empeora por días

Las deudas y los embargos asfixian a los comerciantes de El Tarajal

TARAJAL
photo_camera Los empresarios de El Tarajal comienzan a padecer las consecuencias de la crisis (C.A.)

La situación que padecen los empresarios de los cuatro polígonos encuadrados en el de El Tarajal está empezando a ahogar a algunos comerciantes, que ven como las deudas van en aumento y, además, como la presión de los bancos comienza a producir sus primeros efectos.

En la actualidad, según el presidente del polígono Tarajal II, ya son cinco las naves que se encuentran en los polígonos las que están embargadas por entidades financieras, aparte de que son muchos los empresarios que ya comienzan a tener problemas a la hora de hacer frente a los pagos de los gastos derivados de sus negocios y, en algunos casos, hasta los de las hipotecas. Situaciones que hacen que el futuro no sea nada halagüeño para el sector, para el que los cierres de la frontera que se vienen produciendo últimamente no suponen ninguna novedad.

“Nosotros estamos totalmente acostumbrados, ya que llevamos así más de un año”. “Todo esto no es nada nuevo, lo que pasa es que ahora es cuando les ha llegado a la ciudad”. A juicio de Bilal Dadi, lo que pasa que antes nadie prestaba atención a sus reivindicaciones y “estábamos aguantando”.

Para ofrecer una imagen de la realidad de la situación existente, el representante del colectivo explica que el “invierno pasado se importaron por los comerciantes de El Tarajal diez millones de mantas, mientras que este no se ha importado nada”. Unas cifras que habla a las claras del alcance y de la dimensión del problema.

El presidente del polígono El Tarajal II es cauto a la hora de pronunciarse sobre hasta dónde puede llegar la situación y has cuándo están dispuestos los empresarios a aguantarla, aunque advierte que el “pacífico es muy pacífico hasta que deja de serlo”. “No sé lo que va a pasar”, aunque lo que parece que tiene claro, tanto él como el colectivo, “es que algo va a pasar”.

“Cuando lleguen los embargos” y las ejecuciones hipotecarias es cuando “se va a empezar a ver lo que va a pasar”. El representante del colectivo agrega que en la actualidad “ya hay cinco naves que están en manos de los bancos a través de la vía judicial”.

Bilal insiste que los comerciantes llevan tiempo sin hablar de beneficios, simplemente tratan de mantenerse, aunque generando deudas día a día. Este es un asunto que las autoridades conocen, explica, ya que existe una “gran morosidad en el pago del IPSI”. “El comerciante no puede hacer frente al IPSI”. “La situación está muy mal”. “Esto es una bomba, porque la gente está dispuesta a todo”.

Como es lógico la situación actual tiene su traducción y repercusión en el plano laboral. Así explica que “no existe empleo, ya que los empresarios no tienen ni para comer”. Pese a ello, el representante de los comerciantes precisa que se han podido perder “más de mil empleos”.

Ello es fruto del cierre de unas “doscientas naves, ya que en la actualidad quedan unas noventa en activo”, asegura Bilal Dadi.

Con respecto a la labor de las administraciones implicadas, el empresario explica, en clara alusión a la Delegación del Gobierno, que lo único que “desea es hablar de la seguridad privada”.

 

Comercios vacíos

Ante semejante panorama y con los continuos cierres de la frontera, la economía ceutí se está resintiendo mucho, tal y como ha podido constatar Ceuta Actualidad a través de conversaciones con comerciantes de muchos establecimientos del centro.

Según sus afirmaciones, la situación por la que se atraviesa en estos momentos es caótica y no es extraño ver durante muchas jornadas los establecimientos totalmente vacíos.

Ello no sólo puede afectar de forma directa al comercio tradicional sino también a las franquicias, que en un importante número optaron por la opción de Ceuta para abrir nuevas instalaciones, sobre todo en las zonas céntricas de la ciudad. Este sector se ha convertido en uno de los más pujantes con los que cuenta la ciudad. Este hecho ha sido resaltado en muchas ocasiones desde el Gobierno, cuando valoraba de forma importante como estas marcas se decidían por la ciudad para sus procesos de expansión. De esta manera los ceutíes se encontraron con marcas como Zara o Esfera, por citar algunas, en su oferta comercial. Aparte de ello también están en marcha proyectos como el de la cadena alimenticia Mercadona, que vendrá a sumarse a la oferta existente en este sector en los aledaños del Puerto de Ceuta.

 

Comentarios