Economía/Empresa

Anuncian medidas y acciones para que se apruebe ni se implante

Los empresarios acusan al Gobierno de tener sólo afán recaudatorio con la imposición de la tasa a las naves

Reunión-Comerciantes-Tarajal-Camara-de-Comercio-Diciembre-2014---11
photo_camera Una imagen de reunión de comerciantes de los polígonos de El Tarajal (C.A.)

Los empresarios estiman que el único fin que persigue el Gobierno con la puesta en marcha de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por servicios extraordinarios que presta la ciudad es el recaudatorio. La CECE, colectivo que agrupa a los comerciantes, han anunciado que llevarán a cabo todo tipo de medidas y acciones para que no se apruebe la tasa, ya que la considera injusta.

 La Confederación de Empresarios de Ceuta (CECE) se opone totalmente al texto que pretende aprobar la Ciudad para los locales y establecimientos afectos al ejercicio de actividades económicas ubicados en Carretera del Tarajal, Avenida Martínez Catena, Barriada de la Almadraba, Loma Rubio, Arcos Quebrados, Polígonos del Tarajal 1 y 2, La Chimenea y Alborán.

Es por ello que el colectivo contempla llevar a cabo todo tipo de medidas, esfuerzos y acometerá las acciones necesarias para que esta tasa no acabe aprobándose o, en último caso, implantándose, ya que la considera injusta, innecesaria y sin un objetivo claro identificado que no sea otro que el fin recaudatorio.

Al igual que los empresarios de los polígonos, desde la CECE se entiende el único efecto que tendría la tasa sería ahogar y asfixiar, aún más si cabe, a los empresarios que se encuentran legalmente establecidos en estas zonas, y que desde primeros de año han venido sufriendo un descenso importante de ventas, lo que ha provocado en muchos casos a la inactividad total económica, descenso del empleo y al cierre definitivo de otros. Estos hechos ya fueron puestos de manifiestos por los empresarios establecidos en los polígonos del Tarajal en las protestas que han venido llevando a cabo

 Al entender del colectivo empresarial, el mencionado descenso en la ventas ha estado motivado, en parte, por la poca eficacia que están teniendo las distintas medidas planteadas y llevadas a cabo por la Administración en la zona de la frontera del Tarajal, como es el sistema de tarjetas, la reducción horaria de entrada y salida de mercancías o las pocas inspecciones y acciones llevadas a cabo para tratar de cerrar y acabar con aquellas actividades manejadas por otro tipo de “empresario”, que es el que no deja ningún beneficio para la Ciudad y tiene monopolizado el comercio en la zona del Tarajal con la utilización de naves consignas, y que con la imposición de la tasa serán difícilmente identificables.

La representación del tejido empresarial considera que con los impuestos que ya pagan los comerciantes legalmente establecidos en esta zona, IPSI, IAE, tasa de Residuos Sólidos Urbanos, (tasa que fue modificada para que en estas zonas pagarán una mayor), son más que suficientes para que la Administración local ponga todos los medios necesarios y disponibles para permitir que los mismos puedan desarrollar su actividad con total normalidad, y no reducir, de este modo, aún más si cabe, el peso del sector privado con respecto al público, que parece ser que es el principal fin de las últimas medidas adoptadas por el Gobierno, siendo la última de ellas el texto propuesto para la implantación de esta tasa.

Comentarios