Economía/Empresa

Los empresarios piden a Feijóo un pacto de estado para evitar giros en las políticas con Marruecos

Tanto Cámara como Confederación han pedido al presidente del PP nacional un apoyo decidido al futuro Plan Estratégico para que también sea cuestión de estado y el modelo económico de la ciudad se impulse de forma decidida. 

Los empresarios ceutíes se han levantado este martes tras reunirse con el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, satisfechos y con cierta tranquilidad de saber que no parece haber demasiadas disensiones entre los dos principales partidos del país en lo que respecta a la gestión de los cruciales asuntos que afectan a Ceuta y que se tejen a día de hoy para modelar un nuevo futuro para la ciudad. Con la mirada intensamente puesta en las relaciones con Marruecos que posibiliten un tránsito fluido por la frontera y una aduana comercial y también en el futuro Plan Estratégico que entre otras contempla ampliaciones del REF que todos consideran necesarias.

Tanto el presidente de la Cámara de Comercio, Karim Buláix, como la de la Confederación de Empresarios, Arantxa Campos, han coincidido en destacar el “conocimiento” amplio que ha mostrado Feijóo en su reunión sobre los problemas que en materia económica tiene que afrontar Ceuta. Ambos han resumido la reunión entre “interesante” y “positiva” y más allá del habitual protocolario que envuelve a estos encuentros. “Es muy positivo que sigan viniendo Feijóo y Sánchez y que conozcan de primera mano nuestros problemas”, ha destacado Buláix. “Que los dos principales partidos estén alineados con los intereses de Ceuta nos tranquiliza”, ha resumido Campos.

Pero si se lee entrelíneas las reclamaciones que le han trasladado tanto Cámara de Comercio como Confederación es fácil deducir que esa “tranquilidad” es sólo relativa. A modo de conclusión, de las palabras tanto de Buláix como de Campos se puede entender que en la patronal local si no llega a disgustar sí parece querer prevenir futuros problemas en esa aparente unidad de acción de ambos partidos respecto a Ceuta. Si la ciudad es una “cuestión de estado”, como parece que lo es tanto para PP como para PSOE, le han pedido a Núñez Feijóo que su partido apoye sin fisuras las nuevas relaciones con Marruecos y la repercusión que tienen para bien sobre “una frontera fluida y una futura aduana comercial” y el futuro “Plan Estratégico”. “Que no haya giros en las políticas con respecto a Marruecos”, ha explicitado Campos. Si no quieren giros se deduce que ahora van en buena orientación. “Que el Plan Estratégico no sea sólo una cosa que impulsen y apoyen la Ciudad y la Delegación o el Gobierno Central sino que cuente también con el apoyo decidido del PP en el Congreso”, ha explicado Buláix.

Esto es, al menos en el inconsciente  parece que está presente que Feijóo, recién llegado al despacho más elevado del PP nacional, no apoyó en el Congreso el acuerdo con Marruecos que ha posibilitado que la frontera reabra, que haya perspectivas de contar una aduana comercial y que el tránsito por el Tarajal parezca que se encamine a algo ágil que permita y favorezca el turismo. Pero tras la reunión tanto Cámara como Confederación parecen más tranquilos para lo que viene.

En sus reivindicaciones, además de esa unidad de apoyo a las soluciones para el modelo económico de Ceuta, desde la Cámara se la ha trasladado la necesidad de que tal y como el propio Núñez Feijóo había expresado se trate a Ceuta como la imagen de España y la Unión Europea en el continente con un apoyo decidido, que contemple su insularidad de facto, y que se promueva un modelo económico que no vuelva nunca más a poder tambalearse por una decisión como la de Marruecos de cerrar la frontera parcial o totalmente. Eso pasa para Buláix por apoyar ese plan integral de forma decidida y sacarlo y ponerlo en marcha de “forma urgente”. “Apoyar los incentivos fiscales” que en él se contemplan para volcar el modelo económico hacia las nuevas tecnologías, mejorando la fiscalidad no sólo para ese sector sino para todos. “Le hemos trasladado que tiene que apoyarlo de forma directa. En su totalidad”, ha insistido Buláix.

Reunión con los empresarios de Ceuta

Campos ha insistido precisamente en eso, en el apoyo a la mejora del Régimen Especial Fiscal de Ceuta que se prevé en ese Plan Integral que prevé elevar de 50.000 euros por empleado a 100.000 euros, el doble, las deducciones en el Impuesto de Sociedades que puede aplicarse una empresa sin sede en Ceuta pero con negocio en la ciudad. Y ha ido un poco más allá, al pedir a Feijóo que sea la Agencia Tributaria la que gestione, potencie y asuma la gestión de ese REF, dado que considera que como “no hay muchos casos, tradicionalmente surgen problemas al aplicar a la realidad lo que dice el papel”, lo que no generaría confianza suficiente para que más empresas apuesten por cruzar el Estrecho y beneficiarse de esos incentivos fiscales. Algo que cree podría solventarse si fuera la propia Agencia Tributaria la que tomara las riendas.

Para Campos los tres ejes principales pasan por ahí, por consolidar un tránsito fronterizo ágil con una aduana comercial y garantizar que no habrá “giros” en las relaciones con Marruecos y por apoyar de forma decidida el Régimen Especial Fiscal (REF) de Ceuta.

“No sé si nos hará caso, pero que vengan a escucharnos siempre agrada”, ha resumido Campos.

Además de escuchar, Feijóo les ha planteado algunas de sus recetas. El presidente de los populares cree que hace falta ajustar los impuestos, dado que la inflación ha provocado que el poder adquisitivo esté en niveles de 2008 y por tanto considera necesario ajustar tanto el IRPF como los impuestos de sociedades a esa realidad. Para Ceuta además les ha planteado la necesidad lograr abaratar el barco, mejorar las infraestructuras, también las fronterizas y reforzar las plantillas de Guardia Civil y Policía Nacional (plantillas que su último predecesor en el PP que llegó al Gobierno se encargó precisamente de recortar en la ciudad).

Comentarios