Economía/Empresa

EMPRESARIOS ALABAN LA FLUIDEZ EN EL PASO DE MERCANCíAS

La entrega de tiques a los porteadores evita las avalanchas y los problemas en el paso del Biutz

Imagen de porteadores camino del paso del Biutz / ANTONIO SEMPERE
photo_cameraImagen de porteadores camino del paso del Biutz / ANTONIO SEMPERE

Con una nueva fecha fijada, la cuarta facilitada, para la apertura del paso de mercancías Tarajal II, la actividad comercial de los polígonos continua su ritmo habitual, aunque con mayor tranquilidad gracias a los tiques que se entregan a los porteadores.

Uno de los mayores problemas con los que sean encontrado siempre las autoridades ha sido el relativo a normalizar y dar fluidez a la salida de porteadores por el paso del Biutz. Atrás han quedado las avalanchas, algunas con muertes de porteadoras incluidas, los conocidos plantones, las carreras, los golpes y las peleas.

Todo en el entorno de cuatro polígonos en el que 40.000 porteadores se buscan el sustento diario transportando a sus espaldas pesadas cargas, los conocidos bultos.

Al fin parece que las autoridades y las Fuerzas de Seguridad del Estado han dado con el remedio, y, según algunos empresarios de los polígonos, el tráfico de mercancías es ahora mucho más fluido y los problemas con los porteadores prácticamente han desaparecido.

La solución se basa en la entrega de un tique al porteador, sin el cual no puede pasar el bulto a la hora de acceder al paso del Biutz. Cuando el acarreador o acarreadora llega con su carga a la espalda se le entrega una especie de salvoconducto para poder pasar la mercancía. Sin ella es imposible hacerlo y es rechazado por los agentes de la Policía Nacional que vigilan el paso del Biutz. También se produce una actuación así cuando el porteador trata de acceder a algunos de los locales de negocios para recoger las mercancías.

Ello provoca que los problemas se hayan amortiguado y que el tránsito de personas con cargas sea mucho más fluido.

 

Tarajal II

Con la apertura del nuevo paso, el sistema que se emplea ahora mismo quizá quede desuso, puesto que, como ya publicó Ceuta Actualidad, habrá un sistema de control para poder acceder a los carriles que discurren paralelos a las naves y que desembocan en el nuevo paso de mercancías del Tarajal II.

La nueva infraestructura por la que accederán los porteadores hasta el nuevo paso de mercancías discurre por la vía ubicada a la espalda del colegio público Príncipe Felipe. Justo en la entrada al polígono se ubicará una rotonda, en la que agentes de la Policía Local se encargarán de la regulación del acceso de peatones y del tráfico rodado. Las obras, después de la resolución de un contencioso presentado por una de las empresas ofertantes, ya están en marcha

Los porteadores accederán por una puerta instalada junto a la actual verja de entrada al polígono. A las inmediaciones de la calle se ubicará un control de acceso, que contará con vigilancia privada. El número de vigilantes que trabajarán serían cincuenta y el coste de los mismos será abonado, al igual que importe de las obras de adecuación de la calle, por la Ciudad.

Una vez atravesado el control de acceso, los porteadores serán conducidos por distintos carriles dependiendo del sexo. Habrá un carril para mujeres y otro para hombres, al igual que se ha venido haciendo hasta ahora. Para evitar que se produzcan avalanchas y cualquier otro tipo de incidentes, los carriles estarán equipados de barreras disuasorias que conformarán una especie de serpentín, petición que han realizado responsables de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Paralelo a la zona de acceso de los porteadores habrá una doble vía que quedará habilitada como carril de emergencias.

Llegados al final de la calle, los porteadores girarán en una curva a la derecha, alcanzando la explanada ubicada a las puertas del nuevo paso. En este lugar, que se comunica a través de un portón con la frontera, es donde quedará fijada la zona de seguridad policial.

Una vez allí, los porteadores y porteadoras accederán, por puertas distintas, a las nuevas instalaciones del Tarajal II, discurriendo por las mismas y accediendo al país vecino. Con la puesta en funcionamiento del nuevo paso de mercancías, el trasiego de porteadores quedará fuera del polígono tal y como se estaba haciendo hasta ahora y el Biutz será cerrado.

Para la vuelta, los porteadores tienen habilitada una salida en el Tarajal II que les conducirá hasta la explanada de la frontera. Una vez allí, comenzarán a transitar por el trazado de vuelta que le llevará de nuevo a la entrada del polígono.  

Comentarios