Economía/Empresa

CONVENIO

Estado y Ciudad se alían para normalizar el tráfico de mercancías y combatir el fraude fiscal

firmaconvenio2
photo_camera El presidente, Juan Vivas, y el delegado del Gobierno, Francisco Antonio González, durante el acto de la firma/ A.S.

Los representantes de las administraciones del Estado y la Ciudad han suscrito esta mañana un convenio de colaboración con el que se pretende regularizar el tráfico de mercancías en Ceuta y combatir el fraude fiscal. Los firmantes han presentado el acuerdo como un instrumento que permitirá la transformación del actual modelo comercial. 

El delegado del Gobierno, Francisco Antonio González, y el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, han suscrito hoy un convenio de colaboración que vendrá a regularizar el trasiego de mercancías en Ceuta y permitirá combatir el fraude fiscal, según han explicado los artífices del acuerdo.

El compromiso de cooperación recogido en el convenio implica a los organismos concernidos de ambas administraciones: las consejerías de Gobernación, Economía, Fomento y Sanidad, la Guardia Civil, la Policía Nacional, la Autoridad Portuaria de Ceuta, el Instituto Nacional de la Seguridad Social, la Inspección de Trabajo, la Jefatura de Tráfico, Aduanas, el Servicio de Vigilancia Aduanera, la Agencia Tributaria y la Abogacía del Estado. El objetivo no es otro que la canalización y control de todo el ciclo de vida de las mercancías desde que ingresan en la ciudad hasta su expedición por los mayoristas y minoristas.

El convenio detalla todo un catálogo de medidas que comprometen a los organismos firmantes. Estas actuaciones contemplan una amplia relación de actividades que incluye, entre otras, las operaciones relacionadas con el desembarco de la mercancía en el puerto, su transporte y almacenamiento y todo lo relacionado con su trasiego en el entorno del paso fronterizo.

Los promotores del acuerdo han insistido en que la aplicación del convenio supondrá un cambio en el actual modelo del comercio ceutí y una reordenación de la actividad de los empresarios en el polígono de El Tarajal. El delegado del Gobierno ha destacado que la entrada en vigor del convenio devendrá en beneficio de los operadores como consecuencia de la normalización de la tumultuosa actividad que se registra hoy día en El Tarajal. “Los intereses de mayoristas y minoristas a veces resultan incompatibles debido al embudo que constituye la frontera puesto que lo que beneficia a unos perjudica a los otros –ha explicado González- A partir de ahora de lo que se trata es de trabajar desde el puerto, no desde la frontera”.

Según explicó González, estas medidas se complementarán con la proyectada apertura del enclave fronterizo de El Tarajal II, que tendrá como consecuencia el cierre del paso del Biutz.

Vivas también ha presentado el acuerdo como la voluntad expresada por las autoridades de prestar su colaboración al desarrollo del comercio local. “Lo que pretendemos es apoyar al comercio ceutí, y al hacerlo estamos apoyando su capacidad para generar empleo”, ha defendido el presidente.

Recaudación

Las posibilidades que ofrece el nuevo diseño establecido para la coordinación de los organismos institucionales en el control del fraude fiscal es una de las fortalezas del convenio, según han defendido sus suscriptores. El volumen de importaciones declaradas que ingresan en la ciudad anualmente ronda los 1.200 millones de euros, una cantidad que se estima inferior al volumen real, cuya cuantificación escapa al control de las autoridades. La coordinación de los esfuerzos de las dos administraciones debería hacer aflorar un movimiento de mercancías ilícito que se traduciría en un incremento de la recaudación que todavía está por cifrar.

La intensificación de los controles al fraude fiscal en el puerto comenzó a aplicarse hace algo más de un año. Las medidas ya adoptadas y sus resultados han servido de “banco de pruebas” para diseñar las más numerosas y ambiciosas consignadas en el convenio.

Tanto González como Vivas han aducido que existen datos que hacen presumir un afloramiento significativo del dinero que actualmente escapa a los servicios tributarios. Entre estas cifras, ambos se han referido a los 100.000  recaudados en apenas un mes y medio gracias a los controles en la zona portuaria, la reducción de la compensación al Estado en un 26% -alrededor de 12 millones de euros- y los datos que reflejan que 2014 fue, de toda la serie que arranca en 2001, el año de mejores resultados en lo referente a los beneficios obtenidos por las arcas públicas por la aplicación del IPSI.

La presentación del acto contó con una nutrida representación de todos los organismos implicados en este dispositivo de coordinación. El delegado del Gobierno ha defendido el convenio por su eficacia  y conveniencia. La proximidad de las elecciones municipales ha llevado a González a augurar que la iniciativa recibirá irremisiblemente críticas de quienes consideren este anuncio como un gesto “electoralista”. “Ya verán cómo salen voces críticas que hablen de electoralismo, pero lo único que tengo que decir es que aquí, de cuchara política cero”, ha concluido González.

Comentarios