Economía/Empresa

Los derechos de los consumidores en tiempo de rebajas. Algunas advertencias para comprar mejor

photo_camera Néstor García León

Empiezan las rebajas y todos nos tiramos a la calle en busca de los establecimientos que ofrezcan los mejores chollos 

Empiezan las rebajas y todos nos tiramos a la calle en busca de los mejores chollos y descuentos. Sin embargo, que bajen los precios no significa que disminuyan nuestros derechos. He aquí algunos consejos a tener en cuenta para que no nos tomen el pelo…

La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) nos indica que los productos rebajados no pueden haberse sacado a la venta expresamente para la ocasión, sino que debe de tratarse de productos que hayan estado expuestos a su venta al menos durante un mes. La calidad no puede cambiar en nada respecto al periodo anterior a las rebajas, y por supuesto, se debe de indicar en cada producto cuál era su precio original y cuál es el precio rebajado sin género de duda.

Como todos sabéis, es imprescindible guardar el tique de compra para cualquier reclamación o devolución posterior, pero también resulta interesante guardar cualquier publicidad del establecimiento en cuestión como prueba, pues tiene valor de contrato y sus compromisos pueden ser exigidos en cualquier caso.

En cuanto al derecho a la devolución de los productos rebajados hay que tener en cuenta que los comercios no están obligados, que se trata de un acto de “cortesía”. Tan sólo están obligados cuando el producto esté defectuoso. Es muy importante que os fijéis en las indicaciones expresas para la época de rebajas, acerca de la aceptación o no del pago con tarjeta, de la devolución de los productos, etc. En caso de duda, pregunte al responsable del establecimiento. No obstante los comercios deben de seguir la misma política que lleven durante el resto del año, por lo que si de forma habitual vienen aceptando devoluciones, en el periodo de rebajas también deben de hacerlo. De igual modo deben mantener la misma política con el tipo de devolución que practiquen, es decir, mediante vales, dinero en efectivo, otro artículo… Lo que es claro, es que en caso de aceptar devoluciones siempre debe de ser por el importe que aparezcan en la factura. Este dato es muy importante para los casos en que se haya adquirido un artículo antes de las rebajas, la devolución no puede hacerse por el precio rebajado, sino por el que realmente se pagó y aparece en el tique.

Antes de iniciar cualquier reclamación intentad mediar con los responsables, ya que la temporada de rebajas en un periodo de mucho estrés para los empleados. Si tras intentar mediar no se consigue hacer valer nuestros derechos, recordar que todos los establecimientos deben tener a disposición de los usuarios una hoja de reclamaciones. Un siguiente paso sería presentar una reclamación en la oficina de consumo, oficina que depende de la Consejería de Sanidad en nuestra Ciudad. Conviene que la reclamación vaya acompañada del tique de compra, la hoja de reclamaciones presentada en el establecimiento, posible publicidad y una breve exposición de los hechos.

Sólo me queda desearos que disfrutéis de las rebajas, que encontréis aquello que busquéis y que no os tomen el pelo. 

Comentarios