Economía/Empresa

Jornadas sobre la crisis de la construcción

Los expertos coinciden en que la dilación en la aprobación del PGOU frena la economía de Ceuta

Coloquio PGOU Asociación de Promotores Inmobiliarios de Ceuta, José Luis Muñiz, y los arquitectos, y miembros del IEC, Luciano Alcalá y Carlos Perez Marin. (C.A.)
photo_cameraColoquio PGOU Asociación de Promotores Inmobiliarios de Ceuta, José Luis Muñiz, y los arquitectos, y miembros del IEC, Luciano Alcalá y Carlos Perez Marin. (C.A.)

Los tres expertos que han desarrollado la ponencia "La construcción una actividad en crisis. El PGOU como elemento clave" han venido a coincidir que la dilación en la aprobación del nuevo PGOU está frenando la economía de Ceuta. Todos han criticado que se lleven quince años intentando concluir el nuevo documento de planeamiento para la ciudad, además de la inacción de los políticos sobre este particular

José Luís Muñiz. presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Ceuta, Luciano Alcalá, arquitecto y miembro del Instituto de Estudios Ceutíes y Carlos Pérez Marín, arquitecto y miembro correspondiente del citado Instituto de Estudios Ceutíes, que han sido los encargados de desarrollar la ponencia "La construcción una actividad en crisis. El PGOU como elemento clave" dentro de las Jornadas de Economía de Ceuta, organizada por el Instituto de Estudios Ceutíes, han venido a coincidir en que la dilación en la aprobación del nuevo documento del PGOU está frenando la economía de la ciudad.

Todos han denunciado la inacción de la clase política para sacar un documento que es vital para el desarrollo futuro de la ciudad. Son quince los años que se llevan para terminar el documento del nuevo planeamiento, han dicho.

El primer en intervenir ha sido Luciano Alcalá que ha arrancado su intervención haciendo una cronología de los pasos que se han venido dando al respecto. El arquitecto ha explicado como en marzo de 2000 se inició la revisión del Plan del 92, así como la Ciudad encargó, en el año 2005, un documento a la empresa Prointec, aunque en el 2015 prescindió de los servicios de esta empresa para pasar a crear la Oficina del Plan General de Ordenación Urbana. También ha explicado en su cronología que durante todo ese periodo hasta el día de hoy han sido 6 los consejeros que han tenido esta responsabilidad y, además, se han llevado a cabo cuatro cambios importantes en la legislatura.

Entre los motivos de la demora, Alcalá ha puesto el acento en el cambio de formato de la cartografía, el estudio de delimitación de tramos urbanos, en alusión a las tres carreteras nacionales existentes en Ceuta. La Nacional 352, la 354 y la 362, que es la de vigilancia fronteriza. Acto seguido se centró en las afecciones y las zonas de servidumbres de costa, de carreteras, portuaria y de las zonas de seguridad del Ministerio de Defensa, que inciden directamente en la tramitación de licencias.

Para ello, entiende Alcalá, que los técnicos de la Ciudad deberían reunirse con los de las administraciones periféricas, así como que el consejero de Fomento, Néstor García, debería hacer lo propio con responsables de los ministerios implicados en este asunto.

 

Ocho viviendas vendidas en 2016

José Luís Muñiz. presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Ceuta, ha explicado que el sector no está en crisis sino en "fase terminal", poniendo como ejemplo que en 2016 solo fueron 8 las viviendas nuevas vendidas, lo que deja, a su juicio, muy a las claras la situación.

Todo ello tiene una especial incidencia en las arcas municipales, ofreciendo datos de las alarmantes bajadas de recaudación en impuestos como el ICIO y las tasas urbanísticas. Ha criticado que el Gobierno, ante las caídas, la única solución que aportó fue la de subir estos impuestos.

Ha dejado claro que el sector está muy preocupado. Es por ello, que Muñiz ha entrado a desmantelar los argumentos que se han dado para justificar la situación. En este sentido, por citar algunos ejemplos, se ha referido a la inexistencia en Ceuta de viviendas de segunda residencia así como a que en la ciudad no se da la reducción del precio de la vivienda, precisando que en el Sareb no existe ninguna a la venta, a lo sumo solo hay alguna promoción que no está terminada.

El representante de los promotores entiende que hay que posicionar a Ceuta como una ciudad atractiva y que hay que hacer una apuesta por una ciudad saludable y eliminar la infravivienda, entre otras cuestiones.

Los promotores no critican el documento del nuevo PGOU, "ya que estamos de acuerdo" con el mismo, ha dicho. El problema es que "llevamos 15 años para desarrollar un plan para una ciudad de 85.000 habitantes".

Para Muñiz, el POU es un elemento esencial para el desarrollo de la actividad económica y su aprobación "es una responsabilidad de los poderes públicos".

Plan Director Territorial de Coordinación

Carlos Pérez Marín entiende que los políticos ceutíes siguen actuando como en la época de bonanza, cuando los arquitectos eran puros administrativos. Ha dejado claro que no existe voluntad en sacar adelante el PGOU. Ha hecho alusión a la única herramienta útil que contempla la Ley para el caso de Ceuta que es la creación del Plan Director Territorial de Coordinación. 

La alusión venía a raíz de que Ceuta y Melilla son las dos únicas autonomías que no tienen capacidad legislativa en materia de urbanismo, a diferencia del resto de entes autonómicos. El Plan permitiría a la Ciudad hablar de tú a tú sobre este asunto.

Pero para la creación del Plan hay que contar, ha dicho, de una Ley del Suelo, que se puede negociar con el Estado. Tanto es así, que ha explicado que hace un año la subdirectora general del ramo dijo en este mismo foro que solo tenían que solicitarle la Ley y que en dos años se redactaría una específica para Ceuta y Melilla, aunque lamenta "que no se ha hecho nada".

Ha precisado que actualmente no existe estrategia por parte de la Ciudad y que lo único que se hace es resolver los problemas que se presentan día a día. Hay que construir una metrópolis para que al funcionario que venga destinado aquí no suponga un castigo. A su entender, la oficina del PGOU es inexistente  hace falta una política basada en estrategia, diagnóstico y planificación, ya que la revisión que se está haciendo ahora no es más que "poner en limpio las modificaciones hechas" "Lo que queremos es quitarnos el problema y mañana será otro día", ha concluido.

Comentarios