Economía/Empresa

agitación en el mercado del transporte de pasajeros

Novedades por mar y aire

barcos
photo_camera Barcos de Acciona, FRS y Baleària coinciden en el puerto/ ANTONIO SEMPERE

Las noticias llegarán antes de final de año. La recuperación de la línea aérea de pasajeros con Algeciras en octubre y la probable incoporación al servicio en el Estrecho de la naviera Bluemar Ferries en noviembre marcan una nueva etapa en la reciente historia de las comunicaciones entre la ciudad y la Península. 

Hacía años que las comunicaciones entre Ceuta y la Península no ofrecían novedades tan relevantes como las que se conocerán antes de final de año. La recuperación del servicio de transporte aéreo de pasajeros con Algeciras y la incorporación de una nueva naviera a la línea del Estrecho son las dos noticias que se sucederán, respectivamente, en los próximos meses de octubre y noviembre.

La naviera Bluemar Ferries y la compañía de helicópteros Hélity son los responsables de agitar un mercado que permanecía desde hacía años anquilosado o, como en el caso del transporte aéreo, sencillamente muerto.

helicoptero-1Helicóptero adquirido por Hélity, en el helipuerto/ A.S.

Hélity Copter Airlines es una iniciativa empresarial gestada en la ciudad y empeñada en rescatar un servicio cuya rentabilidad económica y social ha sido siempre objeto de controversia.

Habría que remontarse hasta julio de 2014 para rastrear el último despegue de un helicóptero con pasajeros desde las pistas del helipuerto ceutí. Sólo tres años antes, las instalaciones habían llegado a registrar un tránsito anual de 46.754 viajeros.

Inaugurado en 2004 por Aena con el propósito de garantizar la conexión aérea de la ciudad con la Península, el helipuerto aguarda a que la llegada de Hélity lo rescate de la melancolía. 

La empresa caballa ha presentado un sólido proyecto que, desde un comienzo, ha contado con el respaldo de las autoridades locales. La Ciudad y el diputado al Congreso, Juan Bravo, han promovido gestiones que facilitarán la apertura de la línea en octubre, según revelaba hace apenas diez días el presidente ceutí, Juan Vivas.

El apoyo de la Ciudad se encarna, además, en una subvención de 300.000 euros que el Gobierno municipal ha garantizado como compromiso de gasto futuro para 2017 y en la reducción en un 9,5% del tipo del IPSI para la adquisición de helicópteros para el transporte de viajeros sancionada por el pleno de la Asamblea.

 

Un proyecto low cost

El segundo protagonista de estos movimientos en el ámbito del transporte de pasajeros es la naviera Bluemar Ferries, una compañía que sopesa instalarse en la línea del Estrecho con un modelo de gestión distinto del implantado por el resto de las navieras. A la espera de evaluar las condiciones y los últimos detalles del proyecto empresarial, la naviera catalana ya ha anunciado su propósito de ofrecer un servicio low-cost orientado a alentar una demanda que en la actualidad no existe: la que conformaría quienes, ante los elevados precios actualmente vigentes, no se plantean siquiera la posibilidad de viajar hasta Ceuta.

Con un barco muy similar al que Bluemar mantiene en la línea Barcelona-Sitges, la naviera ofrecería billetes baratos a un precio de 15 a 20 euros ida y vuelta para residentes y de 30 a 40 para los turistas.

De cuajar el proyecto –los representantes de la empresa estiman que existe “más de un 50% de posibilidades” de que Bluemar entre en servicio en la línea del Estrecho- la competencia en el transporte de pasajeros por vía marítima encontraría un aliciente del que ha carecido durante años.

Comentarios