Economía/Empresa

La oposición reprueba a la Empresa de Alumbrado por su trato a los usuarios mientras el PP la defiende

Un grupo de usuarios hace cola frente a las dependencias de la Empresa de Alumbrado/ CRISTIAN MARFIL
photo_cameraUn grupo de usuarios hace cola frente a las dependencias de la Empresa de Alumbrado/ CRISTIAN MARFIL

Los diputados de Caballas y PSOE, con Juan Luis Aróstegui al frente, han recriminado en la sesión plenaria de la Asamblea celebrada este lunes el trato que la Empresa de Alumbrado dispensa a sus usuarios. 

La conducta que la Empresa de Alumbrado Eléctrico de Ceuta mantiene hacia sus usuarios se ha convertido de manera inopinada en motivo de enfrentamiento entre la oposición y el Gobierno de la Ciudad. Una moción debatida este lunes en el pleno de la Asamblea, por la que se pedía la adopción de medidas para evitar el “trato degradante” que, según los ponentes, la empresa dispensa a sus clientes, ha desatado las hostilidades entre los populares y los diputados de Caballas.

El parlamentario de la coalición Juan Luis Aróstegui, encargado de defender la propuesta ante el pleno, se ha expresado con extrema dureza contra la empresa, a la que ha acusado de “humillar” a sus clientes y de emplear los cortes de suministro como “amenaza, coacción y chantaje”. Aróstegui ha llegado a atribuir a la Empresa de Alumbrado la estratagema de obligar a sus usuarios a guardar interminables colas para pagar sus recibos con el propósito de forzarles a domiciliar sus facturas. “Están haciendo caja con las necesidades de las personas”, ha protestado.

El diputado de Caballas ha encontrado un aliado en el portavoz socialista, Manuel Hernández, quien ha censurado que la empresa no proporcione facilidades de pago a las familias en situación de pobreza.

El alegato de Aróstegui ha encontrado respuesta en la defensa, no menos encendida, que la portavoz de los populares, Susana Román, ha planteado del comportamiento de la empresa. Román, que ha reprochado el tono “demagógico” de los argumentos de Caballas, ha apelado a la aportación que la empresa hace a la Ciudad en términos de riqueza, empleo y ayudas sociales. “La empresa tiene más de 10.000 bonos sociales para familias que le suponen un coste de 120.000 euros al año”, ha recordado.

La contrarréplica de Aróstegui ha servido para elevar el tono de la discusión. “No sé qué le vincula a la empresa pero siento vergüenza ajena de ser su compañero en el corporación municipal”, ha afeado el diputado a la popular. El parlamentario se ha preguntado por qué la Ciudad no saca a licitación el suministro eléctrico para, a continuación, acusar a Román de atender a un “mandato”. “Sólo se puede votar que no si se está alineado con a la empresa caiga quien caiga, lo que les convierte en individuos sospechosos”, ha concluido como reproche a las filas populares.

Visiblemente enojada, Román ha insistido que el voto de su grupo contrario a la propuesta es una repuesta a lo que ha calificado como un ejercicio de “demagogia barata”.

La moción ha sido finalmente rechazada con los votos en contra de los diputados del PP y la abstención de Ciudadanos.

Comentarios