Economía/Empresa

El Plan Estratégico se presentará a final de octubre y ya contempla 20,52M€ para Ceuta y Melilla

ae5b9bd0-2761-4a44-8c7e-5deecc341a6b
photo_camera La delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, en la presentación de los PGE del próximo ejercicio.

La delegada del Gobierno califica los Presupuestos Generales del Estado como los más sociales de la historia y pone en valor las ayudas sociales más allá de la inversión de 28,9 millones de euros del Estado en la ciudad.

La delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, ha salido este viernes a defender el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que presentó ayer al Congreso el Gobierno de Pedro Sánchez. “Estos son los presupuestos de la justicia social y la eficiencia económica y van destinados a la mayoría social de nuestro país, a la clase media y trabajadora. Unas cuentas que sobre todo dan estabilidad y seguridad a las familias y empresas, pese al contexto internacional”, ha arrancado su valoración.

Así ha puesto en primer plano las múltiples ayudas y rebajas fiscales destinadas a apuntalar las economías familiares y las de las pequeñas empresas y autónomos, sensiblemente tocadas por las sucesivas crisis (pandemia y guerra de Ucrania), más allá de la inversión real, la regionalizada que es la que siempre acaba copando los titulares.

En ese sentido Ceuta recibirá el próximo año 28,9 millones de euros de inversión real en diversos proyectos. Un poco menos que los algo más de 31 millones que estaban presupuestados para 2022. Pero a esa cifra habrá que sumarle otro bocado jugoso. Los 20,52 millones de euros que ya están reservados en el presupuesto del Ministerio de Política Territorial para el Plan Estratégico. De momento esa cifra es compartida con Melilla y Mateos no ha adelantado ninguno de los proyectos que prevé contemplar, pero sí le ha puesto fecha a la presentación pública del documento, finales de octubre. La propia ministra, Isabel Rodríguez, vendrá a la ciudad a presentar el Plan.

¿Es mucho o es poco dinero para la ciudad? Conocidas las cifras en los próximos días se espera el habitual goteo de valoraciones y críticas políticas. Se puede apostar sin miedo a perder la casa a que a la mayoría de los partidos políticos las cuentas les parecerán insuficientes y al PSOE le parecerán magníficos. En política los números no son inapelables y están sujetos a comparaciones e interpretaciones.

Mateos ha dado algunos suyos. Por ejemplo, Ceuta recibe en inversión real en las cuentas de 2023, 346 euros por residente. La media nacional está en 284 euros. Eso, siempre, sin contar el aporte extra del Plan Estratégico. Los 28,9 millones de euros en inversión estatal suponen el 0,21 por ciento sobre el total regionalizado. La contribución de Ceuta al Producto Interior Bruto nacional es del 0,1 por ciento. Y en peso poblacional sobre el total del Estado, el de Ceuta es del 0,18 por ciento.

Proyectos de inversión haberlos haylos. La renovación de la Estación Marítima, el nuevo centro de educación en el Brull o la apuesta por modernizar la frontera del Tarajal. Los tres, y casi, únicos proyectos contemplados. El Puerto de hecho se lleva casi uno de cada dos euros de esa inversión del Estado. Para el Brull, que ya va con retraso hay 5 millones de euros presupuestados. Y desde Interior se destinan 3,51 millones de euros a Seguridad Ciudadana, en su mayoría destinados a la mejora del paso fronterizo. Se le da prioridad desde Interior a esa mejora del Tarajal y se descabalga un proyecto que sí aparecía presupuestado en 2022, el de la nueva Comandancia para la Guardia Civil, reducida a una partida de poco más de 40.000 euros. Según ha explicado el asesor de Delegación, Pablo Núñez, eso no significa que el Gobierno de España haya dejado de creer en el proyecto. Tan sólo que Interior “prioriza” la frontera. “Se mantiene el compromiso del Gobierno de España con la construcción de una nueva Comandancia”; ha apostillado. Pero tendrá que ser a través de modificaciones presupuestarias (que en el Estado también se hacen). Núñez ha recordado que el proyecto, la redacción, está finalizada. Igualmente se mantiene la apuesta por una nueva Jefatura Superior de Policía Nacional, aunque en ese caso, reconoce Núñez, “va algo más atrasado”.

Y más allá de los ladrillos que dibujen edificios nuevos, Mateos, ha insistido en poner el foco en la pléyade de medidas fiscales y ayudas puestas negro sobre blanco en los Presupuestos para, como habitualmente se repite en el discurso gubernamental “no dejar a nadie atrás” en la superación de la crisis internacional.

Presupuestos “más sociales”

“Son los presupuestos más sociales de la historia. Con 266.189 millones de euros para garantizar las pensiones de nuestros mayores y las oportunidades para nuestros jóvenes”, ha afirmado Mateos. Esa cifra de gasto social en el conjunto del país asciende a los 274.445 millones de euros si se le suman los Fondos Europeos. 6 de cada 10 euros del presupuesto estatal está destinado a gasto social.

Ejemplos de todas esas medidas los ha dado Mateos. Ahí, en el caso de Ceuta y Melilla entrarían por ejemplos los 56,91 millones de euros que se destinan a bonificar billetes, ya sean de barco o de aviones y helicópteros. Una partida que crece, entre otras, porque en el caso de las bonificaciones aéreas ya se quedó muy corta este 2022.

“Combatimos la subida de la inflación protegiendo a las familias, trabajadores y colectivos más vulnerables, objetivo prioritario de este Gobierno”, ha explicado Mateos. ¿Cómo se hace eso? Pues con la subida de las pensiones conforme al IPC. Con un aporte de 2.957 millones de euros a la denominada “hucha de las pensiones”. Hacía 13 años que esto no pasaba. Más de 10 millones de pensionistas en todo el país beneficiados por un incremento del 8,5 por ciento y 9.000 ceutíes.

A esos 9.000 pensionistas locales se sumarán los aproximadamente 10.000 empleados públicos que también van a ver incrementado su salario. En un 3,5 por ciento para 2023 y un 1,5 por ciento a toro pasado por 2022. La subida, han destacado desde Delegación, “permitirá devolver derechos recortados por el Partido Popular”. Y a eso se suman otras medidas que recuperan recortes aplicados por Rajoy como la mejora en la prestación por desempleo. Otros 8.000 ceutíes, entre lo más vulnerables, se han visto ya beneficiados y seguirán por el incremento en el Ingreso Mínimo Vital. 1.600 hogares reciben en la ciudad el denominado Bono Social Térmico, que paga facturas de luz y gas.

Más dinero en becas y el bono de alquiler joven para quienes han de labrarse aún un porvenir.

Y todo eso con rebajas fiscales en el IRPF para las rentas... bajas, no las altas. 2.200 contribuyentes locales quedarán exentos de tener que declarar con el nuevo modelo fiscal y 4.700 más se beneficiarán de un ahorro de unos 400 euros, estos últimos son los que están por debajo de unos ingresos de 21.000 euros anuales.

Ese reequilibrio fiscal llegará también, según Delegación a 1.600 autónomos locales que pagarán unos 120 euros menos de media. Y para las pequeñas empresas se prevé un ahorro fiscal de unos 715 euros de media, son 400 en Ceuta las que se estima se beneficiarán de la rebaja del tipo nominal del Impuesto de Sociedades.

Transferencias a la Ciudad Autónoma

Si en 2022, la consejera de Hacienda de la Ciudad, Kissy Chandiramani pudo cuadrar los presupuestos más grandes de la historia, puede que en 2023 se presente ante un escenario similar. Según Mateos, de nuevo la Ciudad recibirá una cifra “récord” desde las arcas estatales 54,7 millones de euros, un 25,3 por ciento más que en 2022. Un dato así parece justificación suficiente para sacar pecho:

“En 5 años de Gobierno de Pedro Sánchez, la Ciudad Autónoma de Ceuta ha recibido un 40,2 por ciento más de recursos que en los últimos 5 años del anterior Gobierno del PP”, ha evidenciado Mateos.

Del mismo modo, Núñez ha aclarado que se mantienen en los mismos niveles las transferencias para compensar el coste de la producción de agua. A pesar de que el Gobierno de la Ciudad ha pedido más para compensar el incremento en coste de la electricidad. Esa petición estaría “estudiándose” en el Ministerio para saber qué hay de real dado que la energía en la ciudad “está altamente subvencionada”.

Y si la gestión de la crisis fronteriza en 2021 provocó una lluvia de millones para atender a los menores, en Delegación creen que en 2023 se va a mantener en términos similares, a pesar de que será en la Conferencia Sectorial del Ministerio de Derechos Sociales en dónde se acabe abordando el dinero que recibirá la ciudad finalmente.

Así las cosas, ahora se abrirá el turno de las interpretaciones políticas, pero más allá de las declaraciones le queda a cada cuál interesarse y palpar o no, si paga menos impuestos, si le llegan más ayudas y si encuentra ayuda para saltar la enorme valla que está suponiendo la inflación en el día a día.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad