Economía/Empresa

La reacción al covid-19 permite sancionar cambios fiscales reivindicados desde hace años por las empresas

Mercancías acumuladas en el recinto portuario (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraMercancías acumuladas en el recinto portuario (C.A./ARCHIVO)

El pleno de la Asamblea aprueba, con la abstención de MDyC, la modificación de la ordenanza reguladora del IPSI ya sancionada con carácter inicial el pasado 11 de abril como parte de las medidas adoptadas para combatir la crisis generada por el covid-19.

El pleno de la Asamblea ha aprobado hoy con carácter definitivo la modificación de la ordenanza reguladora del Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación (IPSI). La sanción del acuerdo incluye un cambio fiscal que durante años se ha convertido en una reiterada reivindicación de los empresarios ceutíes. A partir de ahora, el pago del IPSI a las importaciones se abonará cuando la mercancía haya sido efectivamente vendida. Esta modificación fiscal fue sancionada inicialmente por la Cámara en el transcurso de un pleno celebrado el pasado 11 de abril.

Desde hace años, los empresarios locales han venido reclamando el auxilio de la Administración para acabar con el perjuicio que les ocasiona la obligatoriedad de abonar el impuesto antes incluso de que puedan dar salida a su venta. La medida confirmada hoy acabará con este desajuste que afectaba a la liquidez de las empresas ceutíes.

El acuerdo plenario adoptado el pasado 11 de abril, fijaba en el próximo 20 de julio el vencimiento del plazo para el pago en periodo voluntario de las cuotas devengadas en el IPSI (operaciones interiores) durante el primer trimestre del presente ejercicio y concedía una moratoria en el pago de cuotas hasta el próximo 5 de diciembre. El pescado se tributará al 0,5%. 

La propuesta ha sido aprobada con los votos favorables de PP, PSOE, Vox, Caballas y los dos diputados no adscritos. La portavoz de MDyC, Fátima Hamed, ha justificado la abstención de los dos miembros de su grupo en la desatención que, a su juicio, incurre la propuesta a la hora de considerar otras medidas más ambiciosas.

Comentarios