Economía/Empresa

Bajada del IPSI sólo para textil y calzado para evitar la deslocalización

El Gobierno de la Ciudad solo piensa en Zara y olvida el esfuerzo del comercio autóctono

IMG_9556
photo_camera Uno de los locales que liquidan existencias estos días (C.A.)

La rebaja en la importación al 5% del textil y calzado solo favorecerá a las grandes superficies. La Ciudad no ha pensado en tantos comerciantes locales que venden otros productos y a ellos no llegará la rebaja fiscal. 

El pleno de la Asamblea dio luz verde el pasado 30 de septiembre a la aprobación inicial de la modificación de la Ordenanza Fiscal Reguladora del IPSI, reduciendo el tipo de gravamen para prendas, complementos de vestir y textiles (del 10% al 5%) y también para el calzado (del 7% al 5%).

El Gobierno de la Ciudad ha entendido, a raíz de la pandemia y antes también con la primera crisis provocada por el cierre de la frontera, que era necesario poner en marcha una reconversión del sector comercial en Ceuta y se ha lanzado a realizar una serie de ajustes fiscales, aunque no para todos; por ahora sólo afectará la rebaja fiscal a determinados artículos. IMG_9555

La pregunta es ¿por qué no puede afectar la rebaja a otros productos, aquellos con los que trabajan otros sacrificados comerciantes locales? No hay reducción para la joyería, bisutería, tecnología e informática, perfumería, droguería, venta de productos relacionados con el automóvil y la náutica, ópticas, papelerías y otros pequeños comercios que se dedican a la venta de aparatos eléctricos, electrodomésticos y dispositivos para el hogar, por citar algunos ejemplos.   

La medida únicamente se ha enfocado a las grandes marcas, franquicias y multinacionales, pero Ceuta, sus pequeños y medianos empresarios, sus ciudadanos en general, no solo no quieren que se marchen Zara, Springfield, Cortefiel... tampoco está entre sus deseos ver como amigos comerciantes y tiendas de toda la vida tienen que echar la persiana. ¿Por qué se ha olvidado la Ciudad Autónoma del comercio autóctono? También sufren las crisis, que no olvidemos son al menos dos en los últimos años. 

Este comercio cercano y tradicional que lo mantienen los empresarios locales principalmente, se está desvaneciendo por culpa del covid-19 en grandes capitales y muchas otras poblaciones. Esto lo sabemos. Por tanto, aparte de ayudas a fondo perdido a autónomos y pymes o a facilitar el acceso al crédito, bueno sería que también para los artículos que venden se pudiera aplicar la mencionada rebaja a la importación. IMG_9561

Está muy bien incentivar en tiempos difíciles a las grandes superficies, pero no menos alentar a seguir a los empresarios locales que llevan funcionando durante años. Que el Gobierno de Ceuta reconozca que no se venden únicamente prendas de vestir y calzado en Ceuta, que hay otro tipo de comercios que requiere de una inyección de optimismo con esa clase de estímulos. 

A la calidad comercial contribuyen también los empresarios de Ceuta y no sólo las franquicias y grandes superficies que ahora se beneficiarán  de la reducción fiscal.