Economía/Empresa

Afectan a unas cuarenta familias en el Pueblo Marinero

Sunderdas ve las medidas para los locales nocturnos "desproporcionadas"

POBLADO MARINERO
photo_camera Pueblo Marinero (C.A.)
El administrador del Pueblo Marinero cree que el Gobierno de la Nación debe posibilitar que los autónomos puedan cobrar la prestación y los trabajadores volver al ERTE.

El cierre del ocio nocturno decretado por la Consejería de Sanidad, así como la restricción de horarios en la hostelería, tiene descolocado al sector, tanto a autónomos como a empleados.

Uno de los espacios de ocio que más se resiente con la aplicación de las medidas es el Pueblo Marinero, donde un 70% de los locales se dedican a actividades relacionadas con bares de copas, discotecas y hostelería, y de estos un 30% tienen que cerrar sus puertas. Este complejo ideado para la diversión de los ceutíes muere con el Bocce de este lunes.

Como administrador de la Comunidad de Concesionarios del Pueblo Marinero, Piku Sunderdas opina que las medidas son "desproporcionadas porque si bien hay ciudades donde se han producido los rebrotes por el ocio nocturno, en el caso de Ceuta no ha sido así. La mayoría de los casos son importados y no se han dado casos por la actividad que se produce en el Pueblo Marinero".

Sunderdas cree que hubiera sido mas eficiente que cada comunidad hubiera puesto el acento en su "vulnerabilidad". Bajo su punto de vista, si los casos son de fuera de Ceuta "lo normal hubiera sido hacer más PCR a los viajeros y mayor control en el puerto". Subraya que en el ocio nocturno no ha habido ningún caso y que los positivos, pese al cierre de pubs y discotecas, pueden seguir aumentando. "El cierre de pubs y la limitación del horario de cierre no reducirá el número de casos de coronavirus", asegura el administrador del Pueblo Marinero.

Piku Sunderdas explica que los empresarios han recuperado a los trabajadores del ERTE y existen muchas dudas sobre si estos pueden volver a ser afectados por la medida. No hay estado de alarma  y la situación es distinta. "Si se solicita de nuevo puede tardar un par de meses en resolverse", afirma Sunderdas, que echa de menos que el Gobierno de España no haya pensado antes de las medidas en la situación en la que quedarían autónomos y empleados. El administrador del Pueblo Marinero recuerda que la empresa está obligada a mantener en su puesto al empleado durante seis meses tras rescatarlo del ERTE. Son las condiciones. "Hay mucha desinformación" sobre esta nuevo escenario, subraya Sunderdas.

La petición de la Cámara de que los locales que tienen el cierre echado puedan reabrir con licencia de establecimiento de hostelería "se agradece, pero ahora se plantea quién bajará al Pueblo Marinero a tomarse algo a las cinco o seis de la tarde". Sunderdas se refiere a las costumbres que ya están como impuestas en una sociedad como la de Ceuta. "A lo mejor esa iniciativa para abrir, que consideramos buena, no se traduce en ventas y en que se pueda mantener el negocio", puntualiza Sunderdas.

Piku Sunderdas cree que el Gobierno de la Nación tiene que posibilitar que los autónomos afectados por el covid vuelvan a solicitar la prestación y dejen de pagar las cuotas "porque se les obliga a cerrar". Esto debe suponer que el Estado reactive las ayudas y añade que "con cargo a los fondos europeos podría estudiarse también algún tipo de compensación o incentivo para el sector". 

Sunderdas insiste en que se debe trabajar por autonomías y que la situación de covid en Ceuta es diferente al menos en cómo se producen los contagios a otras comunidades.

Los autonómos y empresarios viven con "ansiedad" una determinación que no esperaban y cuando "estaban intentando remontar, incluso habiendo invertido para reabrir". Piku Sunderdas califica de ruinosa la situación en un sector donde los negocios obtienen sus ingresos principales en tres de los siete días de la semana. 

Unos sesenta trabajadores y unos doce autónomos están atravesando de nuevo por una situación crítica tras la publicación del Bocce y el cierre de los establecimientos entre otras restricciones.

 

 

 

Comentarios