Educación

El centro dispone de 14 profesionales para 140 alumnos

Advierten de que el centro "San Antonio" comenzará el curso sin cuidadores suficientes

Colegio de educación especial "San Antonio" (C.A.)
photo_cameraColegio de educación especial "San Antonio" (C.A.)

Los cuidadores del centro de educación especial amenazan con promover movilizaciones si la administración no corrige las carencias de la plantilla. 

El curso escolar del centro de educación especial “San Antonio” comenzará sin el número de cuidadores suficientes para cubrir las necesidades de los 140 alumnos que comenzará a recibir el colegio a partir del próximo día 10. Así lo han denunciado los propios cuidadores –oficiales de actividades específicas, en el argot administrativo- a través de un comunicado. El número actual de cuidadores para atender a este alumnado, repartido en 23 aulas, es de tan solo 14.

Los profesionales han advertido de que, de no cambiar la situación, no descartan promover movilizaciones. Los cuidadores recuerdan que, según la ley que regula la educación de alumnos con necesidades especiales, cada unidad con seis o más alumnos que carezcan de autonomía personal deberá ser atendida por un oficial de actividades específicas. Los afectados insisten en que en el caso del “San Antonio” se incumplen las estipulaciones de la norma, lo que redunda en una pérdida de la calidad en la atención al alumnado y pone en riesgo el inicio del curso.

Los cuidadores se quejan de que estas carencias en la plantilla han sido “parcheadas” a lo largo de los últimos años por desempleados beneficiarios de los Planes de Empleo. “Lejos de paliar la situación de necesidad dotacional, lo que se ha conseguido es una gran dependencia directa de este recurso para el normal funcionamiento de las aulas y el comedor”, se quejan los afectados.

La situación generada por la falta de personal ha dado como resultado, según los profesionales, una gran sobrecarga de trabajo, al tiempo que ha creado un intenso estrés entre los trabajadores, que ha afectado gravemente a su salud.

Los cuidadores también han denunciado el intrusismo profesional que se registra en los colegios ordinarios que atienden a niños con necesidades educativas especiales.

Comentarios