Educación

Piden al director provincial más empatía con los trabajadores

ANPE denuncia que la Dirección Provincial no paga a los interinos

Sede de la Dirección Provincial de Educación (C.A./ARCHIVO)
photo_camera Dirección Provincial de Educación (C.A.)
El sindicato califica de "penosa" la gestión del director provincial, Juan Bosco de Alba, en el tema de las nóminas.  

La Junta de Personal Docente No Universitario de Ceuta pidió recientemente la dimisión o cese del Director Provincial de Educación en Ceuta, por un motivo que se expuso clara y públicamente, resumiendo, la contratación irregular de su pareja.

Si no fuese motivo suficiente para relevarlo de su cargo, tenemos que añadir la penosa gestión que está llevando a cabo, especialmente en lo que concierne a la gestión de las nóminas de sus administrados.

Los docentes que se han incorporado este curso, desde septiembre, como funcionarios interinos, no están recibiendo sus nóminas, no cobran, se están manteniendo ellos y sus familias sin ingresos, sin una nómina que les permita formalizar un contrato de alquiler, con apuros para pagar sus hipotecas…

Situación penosa que no se puede justificar diciendo que la culpa es del programa informático, si este programa no sirve para gestionar las nóminas es la obligación del Director Provincial buscar una alternativa que permita algo tan elemental como que cada trabajador reciba cada mes sus retribuciones. Porque no se debe responsabilizar al personal laboral al que no se le ha da una formación previa a la implementación de una nueva herramienta, no se debe responsabilizar a los funcionarios que tienen que detraer tiempo de otras de sus funciones para intentar arreglar uno a uno todos los casos de necesidad que les van llegando pero que no pueden hacer más en el ámbito de sus competencias. Y la única persona con un ámbito de competencias que le permita arreglar este desaguisado es el Director Provincial.

Lo que se espera, lo que se le exige, a un Director Provincial, es que ejerza no solo sus funciones si no un liderazgo, que muestre una mínima empatía con los trabajadores de su departamento y que comparezca públicamente para ofrecer explicaciones creíbles y una solución.

Comentarios