Educación

El cheque-libro amplía plazos: las familias podrán presentar la documentación hasta el 15 de julio

cheque libro

La prórroga de dos semanas se aplica a los niveles de Infantil y Primaria. El proyecto que ha comenzado su andadura este año supone un cambio “sustancial” con respecto al anterior modelo de banco de libros, que desaparece por orden judicial. 

El nuevo proyecto de cheque-libro ha ampliado el plazo de presentación de la documentación para los estudios de Infantil y Primaria que, en un primero momento, estableció como fecha límite el 30 de junio. Así, las familias dispondrán de una prórroga de unas dos semanas, hasta el 15 de julio, para remitir los documentos necesarios.

Este nuevo proyecto está dotado con 2 millones de euros y supone un cambio “sustancial” con respecto al anterior modelo de banco de libros, que desaparece por orden judicial tras ser denunciado por los editores.

Así, desparecen las transferencias directas a los centros y la reutilización de los libros, que ya no tendrán que ser devueltos al final de cada curso, y el importe de la ayuda podrá destinarse a material escolar, y no necesariamente a los libros de texto de materias troncales.

Las ayudas podrán ser utilizadas como vales-descuento en las librerías adheridas (Ayala, Cervantes, General, Krispi, Mi Colegio y Sol, así como en los seis concertados) sin un plazo límite establecido, aunque se recomienda usarlas “lo antes posible”.

Para asegurarse de que los fondos se destinan al objetivo perseguido, en octubre la Consejería pedirá a los centros que comprueben si los estudiantes acuden a clase con sus libros de texto. En caso contrario se iniciará sobre los infractores un expediente de reintegro y sanción por hasta 180 ó 300 euros, según el valor del cheque-libro defraudado.

En los casos del Colegio de Educación Especial (CEE) San Antonio y las Aulas de Educación Especial del CEIP Mare Nostrum y del IES Siete Colinas, la ayuda sí se canalizará directamente como transferencia a los centros.

Comentarios