Educación

MáS DE 30 AFECTADOS

Digmun continúa con su lucha para conseguir la escolarización de los niños no empadronados

niños-pixel
photo_camera Niños asisten a clase en una de las aulas habilitadas por Digmun/ ANTONIO SEMPERE

Cansados ya de vivir año tras año la misma situación, Digmun ha intensificado su lucha y ha iniciado un proceso judicial. El asunto también está en manos del Defensor del Pueblo. 

Un año más, la Asociación por la Dignidad de Mujeres y Niños (Digmun) continúa con su lucha para conseguir la escolarización de más de 30 pequeños que residen en Ceuta sin estar empadronados.

Cansados ya de vivir año tras año la misma situación, Digmun ha intensificado su lucha y ha iniciado un proceso judicial. “El objetivo es que estos niños sean reconocidos y se les escolarice", comenta la presidenta de la Asociación en Ceuta, María Isabel Lorente. 

El primer paso es conseguir que se elaboren los informes sociales oportunos "para demostrar que los niños viven en Ceuta y que tienen derecho a recibir una educación como cualquier otro menor", apunta Lorente. 

El problema con el que se encuentra Digmun resulta complicado de resolver. "El Ministerio de Educación nos pide esos informes sociales pero la Ciudad no los redacta, es la pescadilla que se muerde la cola", lamenta su presidenta. 

En estos momentos la asociación que lucha por los derechos de los niños ya ha presentado el recurso de alzada. La vía administrativa ha quedado agotada; la próxima semana comenzará la judicial.

La entidad ha puesto el asunto en manos del Defensor del Pueblo.  Este órgano de relevancia constitucional ha pedido a la Dirección Provincial informes sobre la situación de estos menores, pero de momento no se ha recibido respuesta. 

La presidenta se ha mostrado más esperanzada por la relación que actualmente mantienen los responsables de Digmun con la Dirección Provincial desde que se ha producido el cambio de director de la misma. "Parecer ser que existe un mayor acercamiento y una mayor disponibilidad por su parte", asevera Lorente. 

Más de 10 años impartiendo talleres

Digmun lleva más de 10 años trabajando con estos niños a través de talleres, como única manera de inculcarles algunos conocimientos básicos. Las clases se imparten en los locales cedidos por las Asociaciones de Vecinos pero la presidenta de la Asociación, María Isabel Lorente lamenta en las condiciones "indignas y deplorables" en las que trabajan, sin recursos humanos ni materiales.

"Además de no escolarizarlos, no nos proporcionan las herramientas para atender adecuadamente a estos niños", se queja Lorente

Comienza un nuevo curso y se repite la misma historia de años anteriores, muchos niños no pueden escolarizarse por carecer de un certificado de empadronamiento aun viviendo en Ceuta.  

"

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad