Educación

Califica la situación de insostenible

La Junta de Personal Docente denuncia y alerta del “hacinamiento” que existe en las aulas de Primaria

juntapersonaldocente-1
photo_camera La Junta de Persona Docente hizo público los datos del estudio sobre la ratio media en Ceuta / C.A.

La Junta de Personal Docente de Ceuta ha denunciado la masificación de alumnos que registran las aulas de los centros escolares en Ceuta, cuya ratio, sobre todo en Primaria, está muy por encima de los 25 alumnos que establece la normativa.

El presidente de la Junta, Francisco Lobato, ha presentado el informe que ha elaborado la misma sobre la ratio en Ceuta en los colegios de Infantil y Primaria. El documento recoge los datos pertenecientes a este curso escolar y la evolución de los últimos ocho años. También ha denunciado la aplicación “rigorista” de una normativa por la Dirección Provincial de Educación sobre el concurso de traslados.

Lobato ha recordado que la normativa vigente establece una ratio de 25 alumnos por aula, aunque ha precisado que el número se puede ver incrementado debido a las incorporaciones tardías de escolares.  En este sentido ha matizado que éstos últimos no deben ser alumnos que procedan de otros centros, sino los que se incorporan que no han estado escolarizados con anterioridad.

En Infantil, el presidente ha reconocido el esfuerzo realizado por la Dirección Provincial, ya que la ratio de las clases de tres años está por debajo de lo establecido, un 23,6 y sólo el 2% de las aulas cuentan con más de veinticinco alumnos.

Este, ha dicho Lobato, debe de ser “el camino que a partir de ahora para evitar lo que ocurre ahora en Primaria”. En las clases de cuatro años ya se comienza a superar la ratio, y “en las de cinco aún más”, ha precisado el presidente.

Pero la situación en Primaria es totalmente distinta y las cifras de las ratios medias por aulas son totalmente distintas. De esta manera, Lobato ha manifestado que si se mira el panorama de todas las aulas apenas si se encuentran las que cumplen con la ratio de 25 alumnos por aula.

Mirando el documento del informe abundan las aulas con 26, 27 y 28 alumnos, aunque también se aprecian algunos casos en los que se alcanzan la cifra de 32 y 33 escolares por aula.

Este dato queda corroborado por la evolución de la ratio desde el 2010 hasta el presente curso. Así en el curso 2009/2010 la ratio media era de 25,2 alumnos, mientras que en 2017, la cifra se sitúa en 27,6. En este curso, un 79,6% de las aulas cuentan con más de 25 alumnos, mientras que un 57.9% de las clases cuentan con más de 27. Esta situación se produce en primero y segundo de Primaria. “Son aulas que están fuera de la Ley”, ha precisado el presidente de la Junta. La situación es esperpéntica y no “se puede desarrollar una labor educativa digna ni efectiva”.

Esto provoca un “hacinamiento de los alumnos y supone una falta de movilidad de éstos”, ha dicho Lobato, que ha recalcado que esto es lo que da lugar “a las cifras de fracaso escolar que tenemos”. “Es ahí donde nace el problema”.

Pese a la situación denunciada, Lobato ha explicado que existe una solución, “que pasa por utilizar todos los medios que estén en nuestras manos, y ahora mismo existen aulas en el colegio 17 y en el José Acosta que están vacías”. Las aulas mencionadas “se tendrán que dedicar el próximo curso, ya que este no se puede, a descongestionar los segundos y terceros, que son los primeros y segundos de este curso”.

La Junta de Personal también ha denunciado la aplicación “rigorista” de la normativa para el concurso de traslados de los docentes. En este sentido, Lobato ha dicho que se está produciendo un verdadero desbarajuste.

En estas fechas, los docentes solicitan cambios de centros e, incluso, traslados, para lo que tienen que aportar documentación para ser baremados. La normativa, que ya es de obligado cumplimiento, establece la erradicación del papel y, además, que la documentación que ya está en poder de la Administración ya no hace falta presentarla. Esto, que años anteriores ya se realizaba, en el presente se ha cambiado y se obliga a los docentes a presentar “montañas de documentos en papel, que en su mayoría ya obran en poder de la Administración”, ha manifestado Lobato.

Comentarios