Jueves. 14.12.2017 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

LISTAS PROVISIONALES DE ADMITIDOS

Educación considera que el empadronamiento debe evitar la picaresca

Habrá tres aulas extra, una en el Manjón para la zona centro y las restantes en Ortega y Gasset y Juan Morejón.

Educación considera que el empadronamiento debe evitar la picaresca

La orden ministerial de 26 de marzo de 1997 regula la documentación a presentar para la admisión de alumnos de educación infantil en su primer ciclo. Para muchos padres existe año tras año un halo de sospecha por un fraude en el empadronamiento que provoque que sus hijos se queden fuera del centro educativo. No son temores infundados, tienen precedentes, por ejemplo, el fraude demostrado en sede judicial en el proceso de admisión en La Inmaculada.

Se trata de una orden con 20 años de antigüedad a la que el director provincial de Educación, León Bendayán, ha hecho referencia cuando Ceuta Actualidad le ha preguntado si hay planteamiento de ampliar la legislación vigente a este respecto. A día de hoy no es necesario según Bendayán ya que “los centros que históricamente son conocedores de que su demanda supera con creces a las vacantes que ofrecen, exigen documentación complementaria”. A este respecto el director provincial ha citado “facturas de la luz o facturas de agua”, una documentación complementaria que queda “a criterio de cada centro para que se pueda comprobar de forma fehaciente”, según el director provincial.

 

Tres casos actualmente en el contencioso administrativo

Son 20 años en los que la documentación exigida en la orden ministerial no ha sido ampliada pese a que, por ejemplo, una denuncia del año 2013, referente al proceso de admisión en la Inmaculada, haya llevado a que varios niños tuvieran que cambiarse a otro centro en 2016, cuando se demostró que sus progenitores habían cometido fraude y que no les correspondía estar en la Inmaculada.

En este momento hay tres casos en el contencioso administrativo por denuncias de padres referentes al proceso de admisión 2016/2017.

La pasada semana un padre se personó en la dirección provincial de educación queriendo poner una denuncia aún cuando no habían sido publicadas las listas provisionales, publicadas este lunes, ni las definitivas, que se publicarán el próximo viernes 19 de mayo. La sospecha está ahí año tras año.

 

La Ciudad debe evitar esta picaresca

Pese a esto, Bendayán remite a la orden que exige que se presente el empadronamiento porque “en principio es un documento que prueba la residencia de la persona y por tanto de la familia”.

Sí reconoce Bendayán la existencia de una picaresca aunque considera que debería ser evitada por el Gobierno de la Ciudad: “Entendemos que un empadronamiento, que es un acto que hace la Ciudad, tiene que tener alguna garantía que pueda evitar esta picaresca que además se repite año tras año”.

Así desde la dirección provincial de Educación afirman que se pueden dar dos casos “personas que se muden porque lo tengan que hacer y personas cuyo cambio de domicilio sea una estrategia”.

 

Demanda para primero de infantil curso 2017/2018

Los centros educativos son hasta la fecha los que deciden si se presenta información complementaria y qué tipo de información complementaria. Es el único filtro a no ser que el asunto sea denunciado a la comisión de educación o a los juzgados.

Los solicitantes sabrán el viernes si han sido admitidos en el centro y en el caso de empate en los puntos se hará desempate con la letra que ha resultado del sorteo celebrado en los distintos consejos escolares.

Los que queden fuera, irán a la segunda adjudicación el 24 de mayo de la que se encargará directamente la dirección provincial.

Para el curso 2017/2018 se han ofertado 1145 plazas y el número de demanda ha sido mayor y el reparto no ha sido simétrico. Los centros que han contado con más peticiones en la zona centro son Inmaculada, Lope de Vega, San Agustín y Beatriz de Silva.

 

Incorporación de nuevas aulas

En la zona del Sardinero, Ortega y Gasset y Adoratrices tienen más demanda que vacantes, al igual que sucede con el Severo Ochoa.

La dirección provincial ha decidido que en las áreas dónde ha habido más demanda se implente un aula extra. En total se abrirán tres. Una en el centro, en el Andrés Manjón y las restantes en Ortega y Gasset y Juan Morejón, “Así tendremos un cochón en tres zonas de influencia y también para las solicitudes de escolarización que entran fuera de plazo”, ha explicado Bendayán señalando que además, en el Centro Príncipe Felipe sólo se han recibido 24 solicitudes de las 50 plazas ofertadas por lo que también habrá “otro colchón”.

 

Educación considera que el empadronamiento debe evitar la picaresca