Educación

Los sindicatos valoran el buen clima con la dirección provincial

La limpieza de los centros y la falta de docentes marcan la vuelta al cole

photo_camera El lunes las aulas se llenarán con cerca de 21.000 alumnos (C.A./ARCHIVO)

Cada año el inicio de curso tiene que estar rodeado de alguna polémica. Este año ha sido la limpieza de los centros pero los sindicatos se refieren a otros males endémicos de la educación como la falta de instalaciones educativas o la necesidad de aumentar, “aún más”, los cupos del profesorado. 

El lunes los despertadores de unos 21.000 estudiantes volverán a sonar. Vuelta a la rutina, a las clases y a unos colegios que no estarán como debieran. Y es que parece que todos los años la vuelta al cole tiene que estar envuelta en polémica. Superada la época de confrontación con la Dirección Provincial, ahora los problemas se centran en la limpieza de los centros.

Problemas administrativos entre la empresa que dejaba el servicio y el Ayuntamiento y que han provocado que la limpieza de choque que normalmente se lleva a cabo durante la última quincena de agosto haya comenzado esta semana. Los sindicatos achacan a la Consejería de Educación “una falta de previsión total a sabiendas de las intenciones de abandonar el servicio de la empresa que venía ostentando el contrato”. Así que, tal y como ha explicado el responsable de Educación de UGT, Francisco Lobato, los profesores volvieron a trabajar con los colegios sucios. “No es de recibo que un profesor se tenga que poner a limpiar su mesa porque los servicios de limpieza aún no lo han hecho. No se nos caen los anillos pero no es nuestra labor”, comenta, al tiempo que no confía demasiado en que los centros estén listos para el lunes. “Se supone que iban a estar limpios para la llegada del profesorado y no ha sido así”, matiza.

Por su parte, CSIF ha criticado que el personal del Ayuntamiento que presta servicios de conserjes en los centros no haya comenzado a trabajar al mismo tiempo que los profesores, lo que ha provocado que los maestros hayan tenido que estar “turnándose” para abrir y cerrar la puerta. Según el sindicato, “el consejero de Educación se ha encontrado la negativa de la Consejería de Hacienda motivándole ausencia de consignación presupuestaria para el año en curso”.

UGT y CCOO coinciden en alabar que, por fin, se publicara la orden de interinos, que aunque no se pondrá en marcha hasta el próximo curso, “la tenemos ahí”, explica el responsable de Educación de Comisiones, Antonio Palomo. Lobato, por su parte, se muestra esperanzado con la oferta pública de empleo extraordinaria que va a salir “aunque aún falta por concretar el número, las especialidades y cómo se distribuirán en los tres periodos que contempla”.

Lobato se muestra más crítico al señalar que el profesorado en la ciudad continua siendo insuficiente y que “por mucho que el Gobierno hable de recuperación económica, lo cierto es que en Ceuta no se refleja. No ha habido un aumento de cupo, algo que venimos demandando desde hace tiempo, ni tampoco se han restablecidos los derechos perdidos o recortados durante la crisis”. Si bien es cierto que el curso comienza con 13 nuevos docentes, Lobato aclara que se han incorporado para cubrir las nuevas aulas y ciclos de FP. UGT hizo sus cuentas y cifró en 50 los profesores necesarias para Primaria, 20 para Secundaria y 10 para Formación Profesional. “Los cupos no aumentan pero el número de alumnos sí”, matiza. Concretamente para este curso hay 234 matriculados más. El sistema educativo ceutí cuenta con 1.292, lo que supone un aumento del 1% con respecto al curso anterior. Este incremento se contempla para la dotación de la plantilla del nuevo centro de Infantil y Primaria Ciudad de Ceuta, del Maestro José Acosta, para nuevas ofertas de FP y para el aumento en tres líneas del primer ciclo de Infantil. Los profesores se reparten en cuatro para Secundaria, uno para FP, tres para Infantil y cinco para Primaria.

Otro caballo de batalla cada inicio de curso son las ratios. Hasta que no rueden las clases, los sindicatos no podrán valorar el número de alumnos que ocupa cada aula pero Lobato y Palomo se muestran satisfechos con que se cumplan las ratios de 25 alumnos en el primer ciclo de Infantil. “Si mantenemos esta tónica, dentro de unos años no habrá que hablar de estos datos”, augura Palomo, y “se convertirá en una constante”, añade Lobato.

En cuanto a las instalaciones educativas, Ceuta sigue necesitando más centros escolares pero por lo menos este curso comienza con dos aulas de Primaria en el Ciudad de Ceuta y otras tantas en el José Acosta. Palomo no ha podido precisar cuántas aulas se han puesto en marcha en este centro ya “está condicionado al número de alumnos. En unos días lo sabremos”.

Ambos líderes sindicales se muestran satisfechos con este inicio de curso. Palomo alaba el buen clima con la Dirección Provincial de Educación y sobre todo, en el plano organizativo. “Los interinos ya están en sus puestos y organizados, algo que ha permitido agilizar mucho la organización de los centros antes de la llegada de los alumnos”, explica.

Desde la FAMPA han declinado hacer una valoración previa del inicia del curso, emplazándonos a dentro de unas semanas.

 

El inicio de curso en datos

Hasta ahora hay 20.623 alumnos matriculados en las diferentes etapas educativas desde Infantil a Formación Profesional, un incremento de 234 con respecto al pasado curso. El mayor incremento de estudiantes se ha producido en el primer ciclo de Infantil ya que según el director provincial de Educación, León Bendayán, en 2015 hubo una tasa de natalidad mayor, “de ahí que este curso tengamos 26 niños más en esta etapa”. Junto a esto, los movimientos migratorios y una menor tasa de abandono escolar temprano han provocado este incremento.

Según las datos facilitados por la Dirección Provincial en el segundo ciclo de Infantil hay 3.500 alumnos; en Primaria 7.758; en Educación Especial 136; 4.536 en ESO y 1.404 en Bachillerato. El resto de los estudiantes se reparten en Bachillerato a distancia, FP y grados medios y superiores.

Comentarios