Educación

Francisco Lobato dejará de estar en funciones en enero como presidente de la Junta de Personal Docente no Universitario

Lobato (UGT): "Nos abrimos al diálogo; no ponemos trabas ni a Vox ni a ningún otro partido"

Se siente orgulloso de haber terminado durante su primer mandato con una etapa anterior de crispación, impregnada de connotaciones políticas. No establece diferencias entre partidos si el fin es la defensa del trabajador

La nueva Junta de Personal Docente no Universitario se constituirá después de las vacaciones de Navidad y Reyes. El presidente volverá a ser Francisco Lobato (UGT) en segundo mandato. Su sindicato ganó las elecciones y consiguió mayoría absoluta (12 de los 23 delegados). 

En la siguiente entrevista nos habla de las propuestas de mejora de las condiciones laborales y retributivas de los docentes, de lo que se ha conseguido y de lo que se pone como objetivo para 2020.

PREGUNTA. ¿Cuáles son los logros de su primer mandato, ahora renovado en las urnas?

RESPUESTA.  Han sido años intensos con muchos problemas pero hemos recuperado cosas que se habían perdido en mandatos anteriores como la mesa de negociación -el grupo de Trabajo-. Estábamos en un período de crispación total y nos habían quitado la semana blanca (ahora consolidada). Las broncas eran continuas y las revindicaciones no servían para nada. Llegué y cambiamos la forma de actuar. Y las reivindicaciones las hacemos en el grupo de Trabajo. Ha habido una subida importante en el salario de los profesores, se ha modificado la orden de interinos y que se apliquen mejoras en la ratio (en infantil es de 25 alumnos). En otras cuestiones nos afecta la complicada situación política que vivimos.   

P. ¿De qué manera?

R. Con el cambio de gobierno pensábamos que seguiríamos mejorando, pero con la llegada del PSOE esa línea de negociación se estancó. Ahora tenemos que recuperar la reducción horaria que sigue siendo un escollo (18 horas en los IES y 23 horas en los colegios). 

P. Se ha referido a una etapa de crispación en la Junta de Personal. 

R. Teníamos que dejar a un lado las connotaciones y vaivenes políticos. Lo llevábamos en el programa. Propugnamos en este órgano y era nuestra batalla, quitar a la Junta de Personal todo matiz político. Nos da igual quién esté en el Gobierno a nivel de partido. Antes se anteponían cuestiones ideológicas a la defensa de los trabajadores de la enseñanza. 

P. ¿Están abiertos al diálogo también con Vox?

R. Ahora mismo Vox en Ceuta no tiene representación en el Gobierno de la Asamblea, tampoco tenemos competencias pero sí en el Ministerio. Evidentemente no vamos a tener ningún problema en dialogar con cualquier responsable que pueda ser partícipe de resolver una situación en Ceuta. No vamos a poner ninguna traba a ningún partido. Si ahora cualquier formación política de Ceuta se aviene en el Parlamento a hacer una gestión para mejorar la educación en Ceuta, vamos a estar abiertos

P. Esta semana hemos conocido el informe PISA

R. Los resultados nos ponen en la cola del territorio nacional junto con Melilla. Es un tema que lleva años en el candelero y ningún gobierno ha hecho prácticamente nada para resolverlo. Dos son los pilares importantes: las construcciones y los recursos humanos. Hemos ido perdiendo profesorado porque aumentaron las aulas y ésto no se ha regularizado. Hay que empezar construyendo lo que hace falta y mejorar los apoyos en personal. 

P. ¿Qué tiene que decirnos del director provincial?

R. Él mismo ha salido en los medios estos días criticando y reconociendo que los problemas hay que atajarlos; a lo mejor es el primer paso, porque antes ni siquiera se reconocían. La relación con el director provincial es fluida y en algunos temas llegamos a acuerdos. El problema es que no tiene ninguna capacidad de gestión y no hay posibilidad de negociar porque no tiene competencias. Y no lo digo por disculparlo. Su capacidad de maniobra es nula.  

P. Asunto oposiciones. ¿Alguna novedad?

R. Ya deberíamos saber las plazas que van a salir y la distribución por especialidades. Esperemos que se constituya el Gobierno, haya Presupuestos y podamos abordar este tema. Este año las 95 plazas que se han convocado reducen, y es importante, el número de interinos en el cuerpo de maestros. El año anterior se quedaron plazas sin cubrir en secundaria (unas 23). UGT ha apostado firmemente por este sistema con un acuerdo firmado en 2017 y los resultados nos están dando la razón sobre el proceso. ahora mismo, de las 95 plazas cerca de un ochenta por ciento se han cubierto con interinos que trabajaban en Ceuta, es decir una consolidación a la que aspirábamos. Hemos convertido empleo inestable en estable. Este año que entra, seguiremos apostando por este modelo. No vamos a ponernos límites en las plazas y sin olvidarnos de los nuevos opositores. Sobre el número estamos a la expectativa. Hay que sentarse con la Administración y cubrir el 8% de interinos. 

P. ¿Necesitamos un director general de Educación en Ceuta?. Llamar a su puerta y que resuelva el problema sin ir a Madrid. 

R. Defendemos que la Administración se acerque a Ceuta en el terreno educativo. No sé si la figura del director general es la más eficiente porque tiraría de recursos económicos, pero en Ceuta, bien la Dirección Provincial bien un organismo que se cree tiene que tener competencia porque no es de recibo que para cualquier cosa o decisión ésta tenga que pasar por Madrid. Soluciones sobre listas de interinos, trabajadores laborales, obras etc... cuestiones de componente económico menor, tienen que estar en la ciudad. Más gestión del director Provincial o que se nombre a alguien, es lo deseable. Otra cosa diferente son las competencias absolutas en educación, sería complicado y objeto de estudio. 

P. ¿Para 2020, cuáles son sus prioridades?

R. Tenemos un documento con medidas, propuestas de mejora de las condiciones laborales y retributivas de los trabajadores: hay que aumentar partidas, sexenios, complementos específicos, igualarnos en partidas a otras comunidades autónomas, establecimiento de un concursillo de traslados de un centro a otro, la aparición en las plantillas de los centros de personal no docente pero necesarios, como enfermeros o ATS. Y que éstos no dependan de los Planes de Empleo sino que sean plantilla con una continuidad laboral. Profesionales -insisto- necesarios. Ese documento es el punto de partida. 

 

Comentarios