Educación

Primera alumna sordociega que consigue superar un Ciclo de Grado Superior

Lorena Morato: "No existe un no puedo; nada es imposible aunque cueste un poco más"

IMG_8777
photo_camera Lorena Morato un día antes de graduarse en la Plaza de Correos (C.A.)

Lorena Morato, a sus 26 años, se ha convertido en la primera alumna sordociega que consigue superar un Ciclo de Grado Superior en Ceuta. Este viernes Lorena se gradúa tras finalizar el Ciclo de Mediación Comunicativa que se imparte en el Abyla.

Lorena Morato, a sus 26 años, se ha convertido en la primera alumna sordociega que consigue superar un Ciclo de Grado Superior en Ceuta. Este viernes Lorena se gradúa tras finalizar el Ciclo de Mediación Comunicativa que se imparte en el Abyla.

Con una sonrisa en la cara, Lorena recibe a Ceuta Actualidad, una sonrisa que mantiene durante toda la entrevista y que transmite a quien le rodea energía y optimismo. Acompañada de una profesora del Abyla y de una intérprete, Lorena inicia una conversación que al finalizar te hace pensar y ver la vida de manera diferente.

Lorena nació con una enfermedad que le imposibilitaba oír, poco a poco fue perdiendo la visión. Pese a ello, esta joven ceutí comenzó sus estudios en el colegio Juan Carlos I donde fue aprendiendo sin ayuda de profesionales. “Los profesores tenían que adaptarse a mí pero en la clase había más alumnos y muchas veces se olvidaban de mí, fue una etapa difícil”.

La ESO y el Bachiller los cursó en el IES Almina. A partir de aquí Lorena comenzó a disponer de intérprete aunque los inicios no fueron fáciles ya que Lorena tuvo que acostumbrarse de la noche a la mañana a tener a una persona al lado que le hablaba en lenguaje de signos, un idioma que no dominaba mucho. “Escuchando a la intérprete y leyéndole los labios fui aprendiendo todo”. Lorena hizo el Bachiller en cuatro años en vez de en dos pero lo consiguió con constancia, dedicación y esfuerzo.

Tras superar esta etapa educativa, Lorena decidió seguir estudiando y se matriculó en el IES Puertas del Campo para estudiar FP Superior de Administración y Finanzas. De nuevo consiguió aprobarlo todo y seguir con su formación en el Abyla para hacer un Ciclo Superior de Mediación Comunicativa, donde ha encontrado el camino de su futuro.

Ahora Lorena solo piensa en trabajar y no tiene dudas de que se dedicará a ayudar a niños que se encuentran en situaciones similares o parecidas a las de ella. “Me gustaría enseñarles todo lo que me han enseñado a mí y hacerles más fácil el día a día”.

Aunque reconoce que no tuvo muy buena experiencia en su primer trabajo como cajera en Carrefour, es optimista y no teme enfrentarse al mundo laboral. “Mis superiores en el supermercado pensaban que por ser sorda no podía coger el teléfono ni hablar con los clientes. Mentira, tengo un implante y puedo trabajar en todo lo que me proponga”.

Lorena es consciente de lo complicado que está encontrar trabajo en esta ciudad. Por ese motivo, va a esperar un par de años y si no se marchará a la Península con su novio con el que vive y lleva una vida como cualquier persona sin discapacidad.

Lorena considera que ahora mismo Ceuta sí está preparada para las personas con discapacidad, "antes no", aunque los colegios en Primaria sigan sin disponer de intérpretes.

Lorena ha sido y es una chica optimisma, constante y luchadora. Ese mensaje es el que quiere transmitir esta joven a las personas que tienen algún tipo de discapacidad y creen que no pueden alcanzar sus sueños. "No existe un no puedo, todos podemos aunque tengamos una discapacidad. Nada es imposible aunque cueste un poco más".

Mañana por la tarde Lorena se gradúa, otro reto superado. A partir de ahora le espera una nueva etapa en su vida que sin duda recorrerá sin con la fuerza que le caracteriza. 

Comentarios