Educación

La vuelta a las aulas con normalidad, en el aire y pendiente del caos pandémico

2 centros
photo_camera Los centros educativos de Ceuta son los que menos incidencia de contagios han registrado en todo el territorio nacional. (ARCHIVO)

La Dirección Provincial del MEFP y Sanidad se han emplazo a finales de la próxima semana para acordar las condiciones del regreso tras el parón navideño

En pleno caos pandémico, con una sexta ola descontrolada que ha sumado consecutivas jornadas históricas de contagios, surge el interrogante sobre cómo va a ser el regreso a los centros educativos tras las vacaciones de Navidad. Una semana queda para despedir las fiestas. Una semana crítica y determinante que pende de la evolución pandémica y el afianzamiento del nivel de alerta, situado ahora en el 3 y que, según el Plan de Contingencia elaborado por el MEFP, ya establece limitaciones en la enseñanza a partir de los niveles superiores.

Semana, además, en la que ya hay programados dos encuentros para debatir la vuelta a los colegios y sus condiciones. La primera se celebrará el martes 4 entre Gobierno y Comunidades para revisar el protocolo sanitario de los centros. Según fuentes del Ejecutivo de Sánchez, no está previsto, de momento, retrasar el inicio de las clases ni cambiar el actual protocolo, aunque no es descartable que acabe habiendo algún cambio en las normas de prevención ante el vertiginoso aumento de casos que está generando la variante ómicron.

El siguiente emplazamiento se celebrará a nivel ciudad autónoma entre la Dirección Provincial del MEFP y la Consejería de Sanidad. En días previos al reinicio de la actividad lectiva, tras lo que se acuerde el martes y la evolución que encauce Ceuta, se determinará como abrirán los centros sus puertas el lunes 10 y si acudirá la comunidad educativa al completo.

Mientras tanto, la directora provincial se mantiene cauta y delega en Sanidad la adopción de la decisión definitiva. “Nos debemos a sus competencias, además tenemos que esperar a ver la evolución epidemiológica y el nivel de alerta”. Según el Plan de Contingencia actual, “el cambio de niveles de alerta será indicado por las Autoridades Sanitarias de la Ciudad Autónoma de Ceuta y se mantendrá al menos dos semanas hasta nueva valoración”. En este sentido, de persistir el actual descontrol pandémico, Ceuta cumplirá, precisamente el 10 de enero, quince días en nivel de alerta 3, sobre el que dicho plan establece que “se podría pasar a la semipresencialidad a partir de 3º de la ESO”.

Yolanda Rodríguez, no obstante, matiza que los centros educativos son espacios libres de covid y señala directamente a las reuniones sociales como los principales focos de contagio. “Los colegios son seguros, mientras que esos entornos no lo son”. La directora de la sede de la calle Echegaray se congratula que el primer trimestre transcurriese sin problemas, y que en su última semana -a diferencia de lo que ocurría en los centros del resto del país-, la educación ceutí se despidió para las vacaciones con una incidencia realmente baja. “Hemos terminado con algo más de un centenar de contagios frente a las 20.000 personas que componen la comunidad educativa en la ciudad”.

Sin embargo, ese número de positivos en el plano educativo ha repuntado durante el periodo no lectivo, en el que no hay contacto en los centros, pero sí, como apuntaba Rodríguez, en los ámbitos social y familiar. Según reporta el Servicio de Medicina Preventiva el acumulado de contagios se acerca al medio millar. Acumulando el grupo de alumnos el grueso del mismo con 368 positivos.

Con este escenario, la directora provincial apela a la responsabilidad de las familias para que respeten las medidas de las autoridades, de la misma forma que pide no regresar a los centros si observan que padecen algún síntoma. Asimismo, fía en la vacunación la solución a la situación que se vive, y hace un llamamiento para que inmunicen a los más pequeños “cuanto antes”. En la actualidad, tan solo 1600 niños de entre 5 y 11 años, de un total de más de 8.000, han sido inoculados con la primera dosis.

Sin comedores escolares, de momento

El primer cambio que se introduce en el Plan de Contingencia es el referente a la apertura de los comedores escolares, fijada para el reinicio de la actividad lectiva en enero pero que, de momento, se queda sin fecha. Así lo acordaron justo antes del parón navideño la Dirección Provincial con las direcciones de los centros que ofrecen este servicio, al entender que la situación epidemiológica no era la idónea para concentrar a decenas de niños en un espacio donde deben prescindir de la mascarilla. 

Mientras tanto se continuará con el servicio de comida a domicilio y sin una fecha marcada para ofrecerlo in situ en los centros. La propia Rodríguez desprende que hasta que no se consiga la inmunización total del alumnado los comedores no volverán a abrir sus puertas. Un horizonte que dependerá de la voluntad de las familias por vacunar a sus hijos, y que dado los porcentajes de inoculación actuales entre los menores de 5 a 11 años no parece estar muy próximo. 

Comentarios