Municipales 2015

JUAN LUIS ARóSTEGUI, NúMERO 2 DE CABALLAS

"En el centro nos acusan de ser un partido musulmán y en el Príncipe, de traición"

caballas2 (Custom)
photo_camera Juan Luis Aróstegui, candidato de Caballas/ ANTONIO SEMPERE

El número 2 de la coalición creada en 2010 afronta las elecciones con la sinceridad que le caracteriza, negando que sean un partido de corte musulmán. "En Ceuta la calle es mala. Hay mucho racismo y muy malas personas. A todo el mundo le interesa descalificar a Caballas y lo entiendo", sostiene.

Juan Luis Aróstegui es el número 2 de Caballas, una coalición que se creó en 2010 fusionando las siglas del PSPC y UDCE. Desde ese año, Caballas se ha mantenido como primera fuerza política en la oposición con cuatro representantes en la Asamblea. Según la encuesta del mes de marzo del CIS sobre intención de voto, en las próximas elecciones del 24-M la coalición perdería un diputado. ¿Qué valoración hace de este sondeo?

R: No tengo costumbre de valorar las encuestas porque no sé cómo hacerlo. Si perdemos un diputado está mal. ¿Qué más decir? Las encuestas tienen el valor que tienen, a los medios os da juego y da tema de conversación en la calle.

P: ¿Cómo va la campaña electoral durante esta primera semana?

R: La gente está saturada de política. Siempre es la misma mecánica. Todo el mundo te saluda, te da golpecitos en la espalda, te dice que te va a votar y luego no lo hacen. La gente escucha porque es educada pero también te dicen que sólo vas cada cuatro años. Y esto es así con cada convocatoria.

P: Caballas tiene un gran poder de convocatoria.

R: Todo lo que hace Caballas nos sale bien pero eso no quiere decir que nos vayan a votar. No hay relación. En los actos del PSOE van seis, el PP tiene 80 cargos públicos pagados y a sus actos van 30, o sea no van ni ellos. Y ¿esto qué quiere decir? ¿Qué no van a sacar votos? No. No hay ningún indicador para saber si la gente te va a votar.

P: En el sondeo del CIS un alto porcentaje de los encuestados asegura votar más al candidato que el partido.

R: No es cierto. Hay excepciones o situaciones en las que puede suceder pero como regla general no lo veo. El PP saca 20.000 votos tanto en las elecciones generales como en las autonómicas, por tanto, no lo veo muy claro. Es un fenómeno que hay que analizar caso a caso. Las personas cuentan a la hora de votar pero también priman los espacios políticos que ocupa cada partido.

P: ¿Qué espacio ocupa caballas?

R: Caballas representa la izquierda, el localismo y el interculturalidad en la ciudad. Fuera de Caballas no hay nada. Esta ciudad para poder avanzar con garantías de éxito necesita los valores de la izquierda porque es una ciudad desestructurada socialmente, necesita el localismo porque hay que estar reivindicando permanentemente nuestras singularidades y que todo se fragüe desde la interculturalidad.

P: Precisamente se dice que Caballas sólo defiende los intereses del colectivo musulmán.

R: En Ceuta la calle es mala. Hay mucho racismo y muy malas personas, muy interesadas en hacer un juego diabólico de intereses perversos que perjudica a toda la opinión pública. No hay debate público, sólo un juego de intrigas, instigaciones y perversiones. A todo el mundo le interesa descalificar a Caballas y lo entiendo. Para el PP y el PSOE locales todo lo que tenga que ver con inmigración o Marruecos prefieren dejarlo en manos de los que saben hundirnos pero Caballas no se domestica, no se pliega y por eso, hay que quitarlo de en medio. En Ceuta hay privilegios muy consolidados de grandes bolsas de pobreza, esto se puede o afrontar u obviar. Se puede vivir en la calle Real aislado del mundo. ¿Cuál es la clave? Que Caballas no prosperare y para ello, se activan todos los mecanismos y uno de ellos es que solo trabajamos para la población musulmana. Esta legislatura hemos presentado más de 200 propuestas en el pleno, basta con mirarlas y sacar conclusiones.

P: Caballas ya ha cumplido cinco años, ¿cómo está ahora mismo el proyecto? Supongo que más consolidado.

R: Caballas se encontró con muchas dificultades al inicio por innovador, por romper tópicos, cambiar mentalidades e ir contracorriente… En los sectores de la calle Real nos acusan de ser un partido de corte musulmán y en el Príncipe nos dicen que hemos traicionado a los musulmanes. Recibimos ataques de todo el mundo, permanentemente, y esto hace que las cosas no sean fáciles. Trabajamos mucho, la gente de Caballas tiene un espíritu muy sano en cuanto a convicción de ideas. Quien piensa que esta ciudad puede plantearse un futuro razonable yendo por separados musulmanes y cristianos y con una política de división, como la del PP, tiene una miopía o le importa muy poco esta ciudad y de esto hay mucho. Gente que vive aquí, cobra aquí pero vive en la península. Están siempre con la maleta preparada. Si Caballas falla, esta ciudad tendrá un futuro muy incierto.  

P: ¿Por qué?

R: Porque si no se entiende que la interculturalidad es el nudo gordiano del futuro de Ceuta, no se entiende nada, y la gente no sabe lo que hay entre manos,. Entender eso significa trabajar en esa dirección y hoy no hay ningún partido que lo entienda y haga política orientada en ese sentido. Si la ciudad se queda huérfana de un partido que entienda la multiculturalidad como el requisito indispensable para hacer la Ceuta del futuro terminará dando tumbos y sin rumbo.

P: ¿Qué le parece que haya puntos del programa electoral del PSOE ceutí copiados del texto del PP de Andalucía?

R: El PSOE de Ceuta es un partido absolutamente hueco, dentro de ahí no hay nada. Es todo una técnica de marketing electoral, su manera de funcionar, lo que dicen… todo en el ámbito de la publicidad, y fuera de ahí no hay nada. Hacen corta y pega, les da igual de dónde coger las propuestas. En lo fundamental no veo grandes diferencias entre PP y PSOE.

P: ¿Por qué hay que votar a Caballas?

R: Porque sabemos cómo queremos que sea esta ciudad. Hay tres pivotes fundamentales: cambiar el modo de entender la política, se necesita una dosis de cohesión social, hay que recuperar el carácter reivindicativo de la ciudad, estamos en una situación política de extrema vulnerabilidad lo que no consigamos con esfuerzo no nos lo van a dar y por tanto hay que retomar y recuperar este talento y la pieza clave que une todo esto es la interculturalidad. Creer en la Ceuta de todos. Creer que Ceuta debe reivindicar cuestiones fundamentales para su futuro con una política solidaria que permita la cohesión social. Esto es votar a Caballas, un proyecto político único.

Comentarios