Elecciones 2019

El presidente del PP, que también excluye a Caballas, no descarta mantener contactos con otras de formaciones

Vivas da un “puñetazo en la mesa” y asegura que no pactará con Vox ni aunque se lo pidiese Génova

El presidente del Partido Popular de Ceuta, Juan Vivas, ha despejado toda clase de dudas sobre posibles pactos postelectorales tras las municipales. El mandatario ha sido muy contundente al afirmar que no pactará con Vox ni aunque se lo pidiese la dirección nacional de su formación.

El presidente, en un encuentro con los medios tras la celebración de un comité ejecutivo, ha dejado claro que no pactará con la formación que preside Santiago Abascal, aunque tampoco lo hará con Caballas, partidos a los que ha acusado de poner en peligro la convivencia en Ceuta. La razón fundamental para no pactar con Vox no es otra que la de que Ceuta “está por delante del Partido Popular”. Vivas ha sido claro cuando ha afirmado que ·estoy convencido que desde Madrid no me van a dar esa instrucción, no me lo planteo… y si me la dieran, para mí Ceuta está por delante del Partido Popular

Sin embargo, el máximo responsable del PP ceutí si ha dejado la puerta abierta a mantener contactos con el resto de formaciones que concurren a los comicios municipales, aunque ha sido contundente a la hora de precisar que hasta el momento no se ha producido ningún tipo de reunión con ninguno de ellos.

Pese a los últimos resultados obtenidos por la formación en las elecciones generales, el presidente del PP ha dicho que las municipales son distintas “y salimos a con la voluntad de ganar estas elecciones, ya que tenemos argumentos suficientes para merecer la confianza de todos los ceutíes, o al menos de una buena parte”. “los ceutíes nos conocen y nosotros no somos un experimento”.

Los populares han puesto en valor la gestión realizada durante los 18 últimos años y el cambio que ha supuesto para la ciudad, “de lo que nos mostramos totalmente satisfechos”, aunque Vivas reconocido que es cierto que “se puede hacer mejor, que han quedado asignaturas pendientes y que hemos cometido errores”. Los servicios a los ciudadanos y las infraestructuras “están mucho mejor que hace 18 años”, ha agregado.

 

Ejes prioritarios

De cara a los cuatro próximos años, el PP tiene planteados siete ejes prioritarios y para ello, según Vivas, contamos con un “equipo solvente para llevar a cabo ese trabajo” y que refleja la diversidad de Ceuta. Entre los objetivos destacan el de llevar a cabo una política de inversiones de cara al desarrollo urbano de la ciudad y poner en valor el patrimonio de Ceuta. El PP también contempla la aprobación de un Plan Estratégico para el desarrollo económico y el empleo. Como tercer eje, los populares han anunciado que van a utilizar todas sus capacidades políticas en relación con la frontera. “Vamos a exigir que Ceuta y España tengan en El Tarajal una frontera segura, fluida y bien dotada”. Todo ello para que Ceuta no “pueda convertirse nunca en un lugar para la retención de migrantes con intención de dar el salto a la península”.

También van a seguir apostando por el reconocimiento de la diversidad y por el fomento de la inclusión, además de prestar toda la atención a los colectivos más vulnerables, ha anunciado Vivas. Los populares seguirán teniendo como norte la educación y por último el presidente se ha comprometido a seguir elaborando propuestas y articulando mecanismos para abaratar las comunicaciones de Ceuta con la península.

A los populares no les gusta poner cordones sanitarios, ha dicho el mandatario, “ya que no nos gusta ni la expresión”.  Apelando a la coherencia, Vivas ha dejado claro que desde que ha sido presidente siempre ha tenido presente la estabilidad de la ciudad, tanto en la Asamblea como con las relaciones con el Gobierno de la Nación, “así como estabilidad en la sociedad ceutí en su conjunto”. “Ceuta para avanzar no puede tener una sociedad tensionada y crispada; si eso ocurre, Ceuta se viene abajo…”

En su intervención, Vivas ha defendido la convivencia, que se defiende reconociendo que en Ceuta existe, y ello es mérito de los ceutíes y no lo es “de ningún partido político ni de ninguna persona en particular”. Los ceutíes, según Vivas, lo que “no quieren es que venga nadie a calentar la situación para sacar un rédito partidista, político y electoral”, ha apuntillado.

Hay que favorecer el respeto y el encuentro entre todos, así como la tolerancia. También hay que garantizar el imperio de la ley, que “tiene que ser la misma para todos, con independencia de que uno sea cristiano, musulmán, judío o hindú”, ha precisado Vivas.

Otra que es de vital importancia, mensaje dirigido a todos los partidos políticos, “es no introducir los sentimientos religiosos como argumento para hacer política”.

El PP está en contra de la utilización de los sentimientos religiosos y Vivas ha señalado que ha formaciones políticas que si lo están haciendo es por lo que Vivas ha dicho que “no queremos saber nada” con esos partidos, en clara alusión a Vox y a Caballas, con los que ha dejado claro que el PP no alcanzará acuerdo alguno, si fuese necesario, para la investidura del presidente ni para formar gobierno.

Comentarios