Foro Económico

Pedro J. Ramírez: “No puede haber acuerdo con Marruecos sin que incluya garantías para Ceuta y Melilla”

photo_camera Pedro J. Ramírez

El director de "El Español" es el responsable de que por Ceuta desfilen este martes y miércoles una “panoplia” de personalidades de máximo interés.

Pedro J. Ramírez es de esas personas públicas que no hace falta presentar demasiado, que parece que lleva ahí toda la vida, en lo cotidiano de nuestras vidas. Por eso muchos sintieron un vacío cuando salió abruptamente de El Mundo y luego alivio cuando supieron que una buena indemnización no iba a poder con la vocación de seguir contando España día a día y que nacía El Español. Su director, fundador, cabeza visible y alma del diario nacional es gran responsable también de que por Ceuta desfilen este martes y miércoles una “panoplia” -la palabra no puede estar mejor elegida: “armadura completa con todas la piezas”- de personalidades de máximo interés. Y es que no sólo van a desfilar sino que van a aportar su conocimiento para lanzar ideas que ayuden a diseñar esa armadura y ese escudo que puedan defender a Ceuta del porvenir que hoy por hoy proyecta un presente difícil. “La mejor manera de defender Ceuta es pensar en su desarrollo económico y empresarial”, asegura el director por más de 40 años de diarios nacionales.

Reclama solidaridad con Ceuta, la que dice tener, al tiempo que afirma que “todos los españoles que sentimos los valores democráticos, la Constitución, tenemos una deuda permanente con Ceuta”. Por sus valores como la multiculturalidad o la integración o servir de punto de encuentro, valores que reconoce que aquí se defienden “en la vida cotidiana”. Una radiografía bien estudiada de la ciudad, que visitó hace ya muchos años, tantos que habían pasado 25 años más de los que él creía.

Desecha la pelota crítica del maltrato habitual en los medios nacionales a la ciudad haciendo siempre hincapié en las noticias que dibujan a la opinión pública del país una imagen de la ciudad llena de conflictos y problemas y que sabe cualquiera que es sólo una parte de la foto. Desecha la queja con otro lugar común igualmente tautológico: “Es verdad que las noticias suelen ser siempre los conflictos, pero en Ceuta y en todas partes. Ultimamente, por desgracia, de Cataluña llegan sólo malas noticias”.

“En el caso de Ceuta son ya muchos años en los que la punga permanente de Ceuta por mantener su identidad como ciudad europea en otro continente, como ciudad rodeada por territorio de otro estado, ocasiona conflictos y hace que esa solidaridad no esté basada simplemente en palabras vagas sino en la constatación de una problemática muy especial”, asegura. Por eso ha optado por pasar de “las palabras a los hechos” y que su medio sirva de catalizador para que lleguen a Ceuta ex ministro (cuatro) algunos de la talla de Cristóbal Monotor y José Bono, secretarios de Estado o empresarios y directores de empresas con nombres tan potentes detrás como E&Y, Openbank o Tendam, por citar algunos.

Y la cuestión seguramente, como el dinosaurio de Monterroso, cuando la ciudad despierte el jueves y todos se hayan marchado, seguirá ahí.

“La cuestión de Ceuta siempre ha ido y venido. Ha habido momentos de mayor tensión, unas veces diplomática, otras veces parecía incluso que sonaban tambores bélicos -el episodio de Perejil, ahí está-. YO creo que estamos en un momento de distensión y creo que hay una oportunidad con el nuevo Gobierno, y especialmente con el jefe de la diplomacia española”. El ministro de Exteriores, José Manuel Alvares, se lleva los elogios del director, que también hace eso que tanto gusta a los directores de medios, marcar líneas rojas: “No puede haber acuerdo con Marruecos sin que incluya garantías para Ceuta y Melilla. Se puede y se debe hablar de todo, pero el Gobierno de ser consciente de eso. Y yo creo que el ministro Alvares lo tiene muy claro”.

40 años dirigiendo periódicos dan para ver y vivir varias crisis en un sector castigado con cada crisis y azotado por los vientos de la tecnología y los cambios que ha conllevado, no siempre para bien. Defiende el muro de pago, pero sin renunciar a “la audiencia masiva, aunque no sea muy fiel, aunque sea ocasional. También la televisión no todo el mundo ve todos los días la misma televisión”. Afirma sin que nadie le haya acusado, pero consciente de que su medio es uno de los señalados por la práctica del denominado 'click bait' que tiene al sector tenso por lo que supone para la confianza de los anunciantes y la fiabilidad de las mediciones de audiencias.

Comentarios