Frontera

PRETENDE DISPONER DE ESPACIO PARA ALIVIAR LA PRESIÓN SOBRE EL PASO PEATONAL

La Ciudad proyecta expropiar algunas naves del polígono de El Tarajal

Paso de El Tarajal II (C.A.)
photo_cameraPaso de El Tarajal II (C.A.)

La ampliación del espacio para la reordenación del tránsito de porteadores se plantea, junto a la apertura de un segundo paso fronterizo y la habilitación de un área de embolsamiento de vehículos, como parte de la estrategia para atacar los colapsos en los tráficos a través de El Tarajal. 

El Gobierno sopesa la expropiación de naves del polígono comercial anejo a la frontera con el propósito de aliviar la presión sobre el paso peatonal de El Tarajal II. El procedimiento afectaría a dos o tres naves cercanas al acceso que diariamente utilizan los porteadores que trasiegan mercancías de uno a otro lado de la frontera.

La recuperación de este espacio para una mejor reordenación del tránsito peatonal pretende convertirse en un complemento de otras actuaciones con las que se busca atacar el problema de la congestión de los tráficos en la frontera.

Esta intervención sería uno de los tres pilares sobre los que se asentaría una intervención que conformaría junto a la apertura de un segundo paso fronterizo y la creación de un aparcamiento para el embolsamiento de vehículos una nueva estrategia para combatir los colapsos en la frontera.

El Gobierno local se ha mostrado optimista con respecto a los resultados de las negociaciones que Madrid y Rabat mantienen para la apertura de un nuevo paso fronterizo que podría ubicarse en el entorno de la actual ubicación de las instalaciones de la Inspección Técnica de Vehículos.

El futuro del área de embolsamiento de vehículos, localizada en Loma Colmenar, continúa a la espera de que comiencen las obras que permitan su entrada en servicio. Los técnicos de la Ciudad han proyectado la eliminación de un desnivel en el terreno que, una vez completada, permitiría duplicar la capacidad de la zona de estacionamiento.

Comentarios