Frontera

La Ciudad reorganiza los espacios de acogida de migrantes: los menores salen de El Tarajal

Migrantes reunidos en el polígono de El Tarajal (CEDIDA)
photo_camera Migrantes reunidos en el polígono de El Tarajal (CEDIDA)

El Gobierno municipal ha implementado una serie de medidas dirigidas a reforzar servicios de atención ciudadana como respuesta a la singular situación que vive Ceuta a consecuencia de la crisis fronteriza.

El Gobierno de la Ciudad ha adoptado una serie de medidas extraordinarias orientadas a reestructurar el sistema de acogida provisional de migrantes creado tras la emergencia fronteriza del pasado mayo. Según ha explicado en rueda de prensa el portavoz del Gobierno local, Alberto Gaitán, los menores que estaban albergados en naves de El Tarajal tendrán por destino el campamento temporal de Piniers. La intención es la de desalojar todas las naves del polígono industrial, aunque se piensa disponer alguna de ellas para asistencia adultos con la intención de evitar los asentamientos que proliferan por distintos puntos de la ciudad.

La Ciudad ya ha habilitado una nave en El Tarajal donde ha alojado a extranjeros en situación de vulnerabilidad, en concreto a grupos familiares que suman 84 personas (57 hombres, 9 mujeres y 18 menores).

La Consejería de Sanidad también ha puesto en marcha un servicio de asistencia sanitaria destinado a atender y evaluar el estado de salud de los migrantes que se encuentran actualmente en la calle.


Respuesta de emergencia

Gaitán ha explicado que la Ciudad ha implementado una serie de medidas dirigidas a reforzar servicios de atención ciudadana como respuesta a la singular situación que vive Ceuta tras la crisis fronteriza.

El Gobierno municipal ha ordenado la constitución de un servicio de limpieza y desinfección en playas y espacios públicos que supondrá triplicar las dimensiones del actualmente existente. Paralelamente, se ha constituido un servicio de vigilancia de playas que se mantendrá activo de manera permanente en los arenales de Fuente Caballo, La Ribera, El Chorrillo y Benítez entre las 12.30 y las 19.30 horas. En La Almadraba y El Tarajal, la presencia de los vigilantes será rotatoria.

Una de las novedades del plan diseñado por la Ciudad es la creación de un servicio de auxilio y atención al ciudadano que será prestado a partir del día 21 por 75 trabajadores, que desplegarán su labor en jardines, parques y otros espacios como el Poblado Marinero. Su tarea será asimilable a las propias de la protección civil.

Además, 189 personas de colaboración social ejercerán funciones de cuidadores en barriadas.

También se han previsto acciones especiales para la prevención de incendios en zonas forestales y la vigilancia de montes. Uno de los objetivos es la localización y desmontaje de asentamientos ilegales, labor que se desarrollará con el apoyo de la Policía Local.

Comentarios