Frontera

La Ciudad comienza a reubicar en el Tarajal a migrantes de los asentamientos ilegales

Un policía, junto a un grupo de menores marroquíes en el polígono de El Tarajal
photo_camera Un policía, junto a un grupo de menores marroquíes en el polígono de El Tarajal

150 menores que se estaban acogidos en El Tarajal  fueron trasladados a las instalaciones provisionales levantadas en Piniers, que albergan a más de 400 niños y adolescentes extranjeros, incluidos los 80 que se encuentran en régimen de aislamiento.

El Gobierno de la Ciudad ha comenzado a trabajar en el traslado a las naves de El Tarajal de los migrantes adultos instalados en asentamientos ilegales. Al tiempo, negocia con la Delegación del Gobierno para obtener compensaciones por asumir unas competencias que, como las referidas a inmigración, son propias de la Administración Central.

La Ciudad ya ha habilitado dos naves en El Tarajal que dan cabida a 214 migrantes adultos. Ayer mismo, 150 menores que estaban acogidos en en El Tarajal fueron trasladados a las instalaciones provisionales levantadas en Piniers, que albergan a más de 400 niños y adolescentes extranjeros, incluidos los 80 que se encuentran en régimen de aislamiento como medida preventiva frente al coronavirus.

El portavoz del Gobierno local, Alberto Gaitán, ha anunciado que está previsto en los próximos días el traslado de otros 150 menores desde El Tarajal a Piniers.

A todos los menores que ya están instalados en Piniers hay que sumar a los residentes en Santa Amelia y en los bajos del centro La Esperanza.

 

Traslado de adultos

La Ciudad cifra en unos 2.000 los extranjeros adultos que permanecen de manera irregular en Ceuta desde la entrada masiva de personas registrada el pasado mayo. Un informe elaborado por Cruz Roja refleja que existe un alto porcentaje de migrantes que, actualmente instalados en asentamientos ilegales, han mostrado su predisposición a ser realojados en El Tarajal. El objetivo del Gobierno municipal es acometer el desmantelamiento paulatino de estos asentamientos.

Comentarios