Frontera

Entrevista concedida a El País

El fiscal de Menores cree que hubo devoluciones: "Los militares expulsaron no a uno, sino a varios"

IMG-20210519-WA0260
photo_camera Militares con algunos de los migrantes que accedieron a Ceuta (C.A.)

El fiscal de Menores de Ceuta trata ahora de identificar quién es el autor y estudiar si es delito o no. 

El fiscal de Menores de Ceuta, José Luis Puerta, ha concedido una entrevista al diario El País donde analiza la situación insostenible por la que está pasando Ceuta desde la entrada masiva de migrantes el pasado 17 de mayo. 

Puerta ha abierto una investigación, a raíz de la denuncia de varias ONGs,  para analizar si se produjeron devoluciones de menores a Marruecos esos días y si constituyen un delito. 

“Que hubo devoluciones de menores está claro, se ven en las imágenes”, afirma Puerta. “Ahora hay que identificar quién es el autor y estudiar si es delito o no”, explica. “El autor pueden ser los militares o el superior que dio la orden o saber si la orden partió de más arriba”. “El procedimiento de repatriación de menores está contemplado en la ley y su incumplimiento puede ser un delito de prevaricación o una infracción administrativa”, afirma. “Para que sea un delito es necesario que la orden sea arbitraria, contraria al derecho y no haya ninguna forma lógica de explicar el apartamiento de la ley”, expone el fiscal durante la entrevista.

Sobre el estado de estos migrantes en la ciudad, Puerta es contundente a la hora de afirmar que “un pabellón no es un sitio donde los niños puedan vivir”. sin embargo, es la única opción que tiene Ceuta al encontrarse desbordada por la situación. 

En lo que respecta a la reagrupación familiar de algunos de estos menores. Puerta asegura que la mayor parte de las familias ha preferido que sus hijos se queden en España. Se ha visto con los casi 79 padres y madres que llegaron a mandar la documentación de sus hijos, alimentando la esperanza de las autoridades locales de reagruparlos, pero finalmente no han mostrado interés en que vuelvan, según fuentes del Gobierno de la ciudad.

También se han frustrado, de momento, cinco reagrupaciones, que ya habían cumplido todos los trámites legales, por la falta de colaboración de las autoridades marroquíes. “Depende de la voluntad de Marruecos. Los agentes tienen que permitir que los progenitores entren en Ceuta o que se acerquen a la frontera para que la entidad pública verifique que los niños no muestran rechazo al ver a sus familiares. Esa entrega de los niños, con buen criterio a mi parecer, debe realizarse a los propios padres y no a la policía”, explica Puerta. Las únicas reagrupaciones que se han podido realizar han sido con familiares que ya estaban en la Península. Apenas nueve, según los datos que maneja el Área del Menor.

Entrevista íntegra al fiscal José Luis Puerta. 

Comentarios