Frontera

los empresarios combaten el comercio del bulto

Tarajal 2 impondrá tarifas de hasta 30 euros para permitir el acceso de artículos textiles y calzado

Una mujer acarrea un bulto en el paso peatonal del Tarajal II (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraUna mujer acarrea un bulto en el paso peatonal del Tarajal II (C.A./ARCHIVO)

La iniciativa, que pretende atacar al denominado comercio del bulto, establece que el textil y el calzado sólo podrán acceder al recinto un día por semana. Las mercancías que procedan del propio Tarajal 2 verán reducida a 20 euros la cantidad a pagar.

La comunidad de propietarios del polígono Tarajal 2 gravará con hasta 30 euros el acceso al recinto de los portes con productos textiles y calzado. La medida se adopta con el propósito de disuadir a quienes mercadean con estos artículos de utilizar el recinto como plataforma de sus operaciones. Los empresarios reconocen en esta mercancía la mayor parte de los fraudes fiscales que se cometen al amparo del llamado comercio del bulto, una situación que no han cesado de denunciar ante las autoridades.

Los propietarios de Tarajal 2 han establecido hoy el régimen de acceso de mercancías que se implantará en el polígono a partir de este miércoles, fecha en la que entrará en funcionamiento el servicio de seguridad que los empresarios han contratado a requerimiento de la Delegación del Gobierno.

La intención es que los fardos con artículos textiles y calzados sólo puedan acceder al polígono los jueves. Los porteadores que acarreen mercancías ajenas al Tarajal 2 abonarán a la salida de las instalaciones una tasa de 30 euros. Cuando los productos procedan del propio polígono, el pago se reducirá hasta los 20 euros.

El resto de mercaderías serán admitidas de lunes a miércoles. En estos casos, la cantidad a abonar será de un euro para los productos del polígono y de tres para los foráneos.

“Nosotros no tenemos competencia para acabar con el bulto, pero sí que vamos a apretar todo lo posible para luchar contra él”, ha advertido el presidente del polígono, Bilal Dadi.  

Dadi se ha desmarcado de las decisiones que puedan adoptar los responsables de los otros tres polígonos comerciales (Tarajal 1, Chimenea y Alborán) sobre la apertura de sus recinto a los porteadores. El portavoz de los empresarios de Tarajal 2 ha subrayado que los intereses de cada uno de los polígonos difieren y, por tanto, cada comunidad habrá de actuar en consecuencia.

Los polígonos comerciales anejos a la frontera cerraron sus puertas al paso de porteadores a finales de septiembre en protesta por la decisión del Gobierno de la Ciudad de imponer una tasa extraordinaria a los empresarios, pretensión que, finalmente, no se llevó a efecto.

Dadi ha reconocido las diferencias que existen entre los empresarios de los polígonos acerca de la actitud que se considera necesario adoptar frente al avance del denominado comercio atípico, aunque las ha relativizado. “Los polígonos son como una casa en la que conviven 290 familias; sería preocupante que no hubiese diferencias”, ha afirmado el presidente del polígono.

Comentarios