Frontera

el paso peatonal abre sus puertas tras 17 días clausurado

El mal tiempo preside la reapertura de El Tarajal II, franqueado por apenas 800 porteadoras

Dos porteadoras abandonan los polígonos bajo la lluvia (C.A.)
photo_cameraDos porteadoras abandonan los polígonos bajo la lluvia (C.A.)

Las pésimas condiciones emteorológicas han obligado esta mañana a adelantar el cierre del paso peatonal en el día de su reapertura a las mercancías. El Tarajal II permanecía clausurado desde el pasado 22 de diciembre. 

La reapertura del paso peatonal El Tarajal II ha resultado una experiencia frustrante para los centenares de porteadoras que durante la mañana se concentraban al otro lado de la frontera. El frío y la lluvia han condicionado la reanudación de la actividad del “comercio del bulto”, suspendida desde el pasado 22 de diciembre a consecuencia de las fiestas navideñas.

Las autoridades marroquíes decidían en torno a las diez y media de la mañana desalojar a las porteadoras, reunidas a la intemperie a la espera de entrar en Ceuta. El Tarajal II cerraba así sus puertas apenas tres horas después de su apertura y tras haber franqueado el paso de 799 porteadoras, una cifra alejada de la media registrada en las últimas semanas. A las nueve de la mañana, apenas 150 mujeres habían entrado en los polígonos comerciales.

La lluvia y el viento helado no han evitado que se repitan las escenas cotidianas de una actividad marginal como la del porteo, entre las que no han faltado las protagonizadas por ancianas que apoyadas en muletas cargaban sus fardos a través de los polígonos.  

porteadora tarajal iiUna anciana carga con un fardo mientras camina apoyada en una muleta (C.A.)

La suspensión del paso de mercancías durante 17 días ha supuesto una relajación de la presión sobre la frontera que, sin embargo, este pasado fin de semana registraba retenciones de tráfico en la entrada a la ciudad. La concentración en el lado marroquí durante la jornada de ayer de vehículos dedicados al trasiego de mercancías entre Ceuta y Marruecos condicionó la fluidez del tránsito de automóviles, que soportaron colas de hasta dos horas hasta alcanzar el control de la Guardia Civil.

Mientras, el dispositivo fronterizo aguarda la incorporación de los grupos especiales de la Policía Nacional y la Guardia Civil desplazados en su día a Cataluña. Según informa la Delegación del Gobierno, a lo largo de la jornada de hoy se espera la llegada de un grupo de la UIP de la Policía Nacional mientras que los GRS de la Guardia Civil se unirán al servicio en la frontera en una fecha aún por determinar de este mes.

La semana que viene entrará en funcionamiento la parcela que la Ciudad ha acondicionado en Loma Colmenar como estacionamiento de vehículos. El propósito de este aparcamiento es actuar como área de embolsamiento para aliviar la presión del tráfico sobre la nacional 352. Esta mañana, las lluvias habían convertido la parcela en un barrizal.

Comentarios