Frontera

La frontera seguirá cerrada, "con toda probabilidad", lo que queda de año

Imagen de la frontera de El Tarajal tomada este viernes (C.A.)

Fuentes de Delegación del Gobierno alegan que la apertura "va para largo", pero no confirman la fecha anunciada por un medio nacional esta semana que situaba en marzo el reinicio de las conexiones terrestres entre los dos estados

 

“La apertura de la frontera va para largo”, responden fuentes de Delegación del Gobierno a Ceuta Actualidad ante esa incógnita que sobrevuela desde hace meses. Desde la institución de la plaza de los Reyes se mantienen en el argumentario que siempre han esgrimido: “Cuando se haga será de forma lógica y sensata”. Pero, ¿será este 2021? “Con toda probabilidad no”, aseveran, dejando la puerta entre abierta porque la decisión “es del Ministerio del Interior”. Matizan, no obstante, que las causas que motivaron ese cierre continúan: la situación sanitaria. Y es que, mientras España se sumerge en una sexta ola, Marruecos tiene prorrogado el estado de emergencia sanitaria, como mínimo, hasta el 30 de este mes.

De la misma forma, hacen un llamamiento a zanjar la especulación que ha rodeado a este asunto en los últimos meses. La rumorología ha sido constante, y ha hecho las delicias de las fake news, de la misma forma que ha degenerado en un abatimiento social en el que reina la incredulidad. El último salto a la piscina lo daba hace unos días un medio nacional que fijaba una fecha a medio plazo: para marzo. De momento, desmentido por la institución que encabeza Mateos, donde dicen desconocer tal información.

El tránsito fronterizo se retomará cuando terminen las obras de la frontera inteligente, como ha repetido constantemente Salvadora Mateos. Este noviembre ha comenzado la tercera de las cuatro fases, encaminada a la instalación de los sistemas de digitalización, mientras que las dos primeras se emplearon en asentar las infraestructuras. Este nuevo sistema facilitará la identificación de todos los que la crucen para acabar con el caos que cada día se registraba en el Tarajal. Sin llegar a estar totalmente terminada los trabajadores transfronterizos podrán ser los primeros en cruzar. El cuándo también es una incógnita. De momento, la única opción que tienen es un retorno sin billete de vuelta.

Después de los transfronterizos, el resto, pero nada volverá a ser como antes. La delegada del Gobierno ya adelantaba que la pretensión es que solo entren en Ceuta quienes tengan algo que hacer dentro: trabajadores con papeles, turistas con dinero o familiares de caballas.

La situación sanitaria manda y es determinante en todo este proceso en el que la batuta no está en posesión de un único estado. “No solo depende de España”, inciden desde Delegación, donde apuntan a que deberán celebrarse los oportunos contactos para llegar a ese acuerdo. Y es que, pese al buen tono en las declaraciones de los representantes de uno y otro gabinete de Exteriores en los últimos meses, todo sigue casi igual que en la pasada primavera cuando estalló la crisis entre Madrid y Rabat.

Un conflicto diplomático que se creyó casi superado tras el relevo en exteriores de Arancha González Laya por José Manuel Albares y, sobre todo, cuando el rey alauita manifestó el pasado julio abrir una “nueva etapa inédita” en las relaciones con España. Sin embargo, pese a las buenas palabras que se dedican a uno y otro lado, la situación sigue empantanada y todavía no se ha traducido en un encuentro oficial. En este sentido, la Reunión de Alto Nivel (RAN) España-Marruecos, prevista en un principio para el pasado mes de diciembre sigue aplazada sine die después de ser cancelada de manera unilateral por Rabat.

 

Comentarios