Jueves. 21.06.2018 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

MANIFESTACIÓN PARA REIVINDICAR UNA FRONTERA MÁS SEGURA

El Gobierno se prepara para afrontar el efecto de la protesta del 15-M

Nicolás Fernández Cucurull y Juan Vivas, en un acto público (C.A./ARCHIVO)
Nicolás Fernández Cucurull y Juan Vivas, en un acto público (C.A./ARCHIVO)

El Gobierno central y la Ciudad han comenzado a trabajar para amortiguar los efectos que sobre la imagen de su gestión ocasionará la manifestación convocada el próximo jueves para exigir una frontera más ordenada y segura. Ese mismo día, el presidente Vivas se reúne con Rajoy en Madrid.

El Gobierno se prepara para afrontar el efecto de la protesta del 15-M

Aun antes de que los ciudadanos pongan un pie en la calle, la manifestación convocada para este jueves con el propósito de reclamar una frontera segura y ordenada ya ha surtido sus primeros efectos. El primero de ellos y más notorio es la reunión que el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha logrado concertar con Mariano Rajoy para, según información oficial, plantear una conversación “monográfica” sobre los principales problemas que padece la ciudad. La casualidad ha querido que la cita coincida con la manifestación convocada por las organizaciones empresariales y sindicales.

El Partido Popular ha trabajado durante los últimos días en la tarea de preparar el mensaje que se lanzará a la opinión pública tras la entrevista entre Vivas y Rajoy. A menos de una semana del encuentro, el delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, protagonizaba el viernes una rueda de prensa en la que, tras meses de espera, ofrecía algunos someros detalles sobre el proyecto de remodelación de la frontera de El Tarajal y anunciaba que las obras podrían dar comienzo a principios del próximo año.

Fernández Cucurull rompía también con la discreción que la Delegación había mantenido en los últimos meses respecto de la existencia de negociaciones entre los gobiernos español y marroquí y anunciaba que se mantenían conversaciones para la apertura de un segundo paso para vehículos y la adopción de medidas para reordenar el tránsito por el paso peatonal de El Tarajal II.

Precisamente, la Ciudad ya ha hecho trascender que una de las principales demandas que Vivas planteará al presidente del Gobierno será la de favorecer conversaciones con el país vecino de cara a avanzar en la solución de los principales problemas que la frontera ocasiona a Ceuta. Una petición que el delegado del Gobierno se apresuraba a satisfacer aun antes de que fuese planteada.

Mientras, los organizadores de la manifestación no han dudado en establecer un vínculo entre la movilización y el encuentro de los presidentes en Madrid. El encuentro es, a su juicio, consecuencia directa de la convocatoria.

El Gobierno se prepara para afrontar el efecto de la protesta del 15-M