Frontera

Marlaska pide a la UE "apostar por la dimensión exterior" en su política migratoria

El ministro del Interior ha participado en Luxemburgo en el Consejo de ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea, que ha abordado la inmigración, la nueva estrategia Schengen y la cooperación contra el terrorismo. 

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha pedido a sus homólogos europeos "dar un paso adelante y priorizar la dimensión exterior de su política migratoria". El ministro ha hecho este llamamiento durante la reunión del Consejo de Justicia y Asuntos de Interior (JAI) celebrado este martes en Luxemburgo, el primero que se desarrolla de forma presencial desde marzo de 2020.
Grande-Marlaska ha instado a la Unión Europea a afrontar el desafío migratorio con una política "basada en la cooperación con los países de origen y tránsito de la migración para prevenir las salidas y evitar la pérdida de vidas".

Los titulares de Interior de los 27 han alcanzado de hecho un acuerdo para que este enfoque exterior, prioritario para España, centre el debate sobre política migratoria en el próximo Consejo Europeo, que se celebrará el 24 y 25 de junio.

Sobre el Pacto Migratorio y de Asilo, el ministro español ha insistido en alcanzar un "mayor nivel de claridad y firmeza" en la cooperación y la prevención en origen. "El Pacto, hoy por hoy, sigue sin aportar soluciones realistas y satisfactorias para muchos de nuestros problemas", ha añadido. Grande-Marlaska ha defendido también la necesidad de compartir entre todos los países la responsabilidad migratoria y de definir reglas de solidaridad claras y de aplicación real.

 

Espacio Schengen

El Consejo de Justicia e Interior ha abordado asimismo la nueva estrategia del espacio Schengen. El ministro del Interior español ha abogado por potenciar el uso de nuevas tecnologías "para garantizar la seguridad interior sin reintroducir controles temporales". "Necesitamos un espacio Schengen que nos una, no que sirva para construir barreras, un Schengen que no sacrifique la movilidad bajo la excusa de una mayor seguridad, cuando sus amenazas actuales no conocen de fronteras", ha dicho.
Grande-Marlaska se ha pronunciado además sobre el Reglamento anunciado recientemente por la Comisión Europea para dotar de un marco jurídico al uso de la Inteligencia Artificial, y ha insistido en no poner freno al desarrollo de la innovación tecnológica. "Es un riesgo que no podemos correr. Los delincuentes y los terroristas usan todas las tecnologías, libremente y sin cortapisas", ha remarcado. "En la era del Internet de las Cosas y del Big Data, la Inteligencia Artificial no es una opción, es una necesidad. El acceso, el análisis y el intercambio de información son tres elementos clave para garantizar la seguridad de los ciudadanos de la UE", ha indicado Grande-Marlaska.

 

Cooperación antiterrorista

El análisis de la situación de la delincuencia y el terrorismo en el nuevo escenario creado por la crisis sanitaria ha centrado también las sesiones del JAI. El ministro se ha mostrado partidario de reforzar la cooperación entre las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia en materia de terrorismo.
"España está de acuerdo en que los trabajos continúen para reforzar la colaboración entre Europol y el Grupo Contra el Terrorismo (CTG) dentro de un marco ágil y flexible, sin soluciones regulatorias vinculantes", ha señalado.
Grande-Marlaska ha compartido con sus colegas europeas cómo la pandemia ha trasladado la delincuencia al mundo virtual, con numerosos fraudes y estafas, que se aprovechaban especialmente de las personas más vulnerables. "Hemos observado que el tráfico de drogas ha tenido una rápida adaptación a la situación inicial de cierre de fronteras y cómo el confinamiento y el teletrabajo han agravado e incrementado el riesgo de violencia de género", ha añadido.

Comentarios