Frontera

El ministro del Interior reitera que las concertinas de las vallas fronterizas comenzarán a retirarse antes de fin de año

El Gobierno sostiene que cumple la ley en materia de devolución de migrantes

Dos guardias civiles conducen a uno de los migrantes devueltos a Marruecos el viernes (C.A.)
photo_cameraDos guardias civiles conducen a uno de los migrantes devueltos a Marruecos el viernes (C.A.)

Marlaska ha apelado al término “rechazo en frontera”, término acuñado en la legislación impulsada por el Gobierno del PP, para justificar la actuación de las fuerzas de seguridad del Estado en las fronteras de las dos ciudades autónomas.

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha defendido que el Gobierno se limita a respetar la ley en materia de devolución de migrantes en las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla. En el transcurso de una entrevista concedida a Onda Cero, Marlaska ha apelado al término “rechazo en frontera”, término acuñado en la legislación impulsada por el Gobierno del PP, para justificar la actuación de las fuerzas de seguridad del Estado en las fronteras de las dos ciudades autónomas.

El pasado viernes, tras la entrada irregular en la ciudad de 155 subsaharianos por el paso fronterizo de Benzú, ocho migrantes que habían logrado encaramarse a la valla fueron obligados a descender a territorios español e, inmediatamente, entregados a las fuerzas de seguridad marroquíes.

“Estamos a la espera del pronunciamiento de la Gran Sala del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos, que cumpliremos”, ha asegurado el ministro tras ser preguntado por si el Gobierno se plantea modificar su política de devoluciones de migrantes en las dos ciudades autónomas. El TEDH está pendiente de dictar resolución sobre el caso de dos subsaharianos expulsados en caliente en 2014 tras saltar la valla de Melilla, una devolución sin garantías por la que el Tribunal condenó a España en 2017.

 

Concertinas

El ministro también ha reiterado que será en 2020 cuando quede completado el proceso para la retirada de las concertinas de las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla. Marlaska ha pedido tiempo para acometer la tarea. “Estamos hablando de seguridad, de una cuestión muy importante”, ha argumentado.

El titular de la cartera de Interior ha asegurado que los trabajos comenzarán antes de que concluya el año, aunque no ha sido más explícito respecto de las fechas. Marlaska ha vuelto a describir las estructuras que sustituirán a las concertinas como “difíciles de escalar y menos cruentas para las personas” y ha garantizado que la seguridad del perímetro fronterizo no se verá afectada por el cambio.

El ministro ha asegurado que el Gobierno de Marruecos se encuentra informado de los planes que España maneja para su frontera.

Comentarios