Frontera

El acceso a los datos está limitado

Interior sospecha que las mafias pueden aprovechar las obras en la valla para promover saltos masivos

Migrantes encima de la valla (ARCHIVO)
photo_cameraMigrantes encima de la valla (ARCHIVO)
Como medida preventiva, el ministerio ha limitado el acceso a los datos sobre las actuaciones que se están llevando a cabo en la zona. 

Diez meses y casi 18 millones de euros en las obras de las vallas fronterizas que separan los territorios de España y Marruecos en Ceuta y Melilla: son los datos de la parte del Plan de Refuerzo y Modernización del Sistema de Protección Fronteriza Terrestre (de 32 millones) que el Ministerio del interior puso en marcha a finales de noviembre de 2019.

Entre finales de ese mes y principios de diciembre comenzaron los trabajos: operarios de la empresa pública Tragsa empezaron a retirar de la valla de Ceuta las concertinas, el rollo de alambre con cuchillas que instaló el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2005, y que provocó críticas por las heridas que provocan en las personas que tratan de entrar ilegalmente en territorio español tratando de saltar estas vallas.

Confidencial Digital ha podido comprobar que ya antes de que se empezaran a ejecutar las obras, el Ministerio del Interior aprobó sendas resoluciones en las que explicaba la decisión de limitar el acceso a la documentación sobre el contenido de los encargos suscritos entre la Secretaría de Estado de Seguridad y Tragsa en estos trabajos de Ceuta y Melilla. 

Comentarios