Frontera

Continúan los controles estrictos en el lado marroquí

Una jornada de tránsito peatonal denso a través de la frontera

Fotografía tomada en la frontera esta tarde (C.A.)
photo_cameraFotografía tomada en la frontera esta tarde (C.A.)

Las autoridades españolas han ordenado recurrir a cierres intermitentes de la frontera para evitar concentraciones de personas que resulten difíciles de manejar.

Las retenciones en la frontera de El Tarajal se han convertido ya en escenario cotidiano para quienes tratan de cruzar hacia Marruecos durante las tardes. Los estrictos controles impuestos a los transeúntes para evitar la entrada en el país de mercancía procedente de Marruecos ocasionan largas colas prácticamente a diario.

Ante esta situación, las autoridades españolas han ordenado recurrir a los cierres intermitentes de la frontera para evitar concentraciones de personas que resulten difíciles de manejar.

Durante la mañana, la entrada de visitantes y trabajadores hacia la ciudad ha sido fluida. Pese a que el porteo sigue suspendido desde que el pasado 9 de octubre Marruecos decidiera poner coto al ingreso de mercancías en su territorio, siguen siendo muchos los marroquíes que tratan de volver a su país con productos adquiridos en Ceuta. Los responsables aduaneros del país vecino, sin embargo, mantienen controles tan estrictos que, incluso, turistas que cruzan la frontera en régimen de transeúntes ven cómo las compras que han realizado en Ceuta les son también requisadas.

 

Comentarios