Frontera

Declaraciones de la ministra González-Laya a Europa Press

Exteriores "respetará" la decisión de Marruecos sobre si abre o no sus fronteras y en qué condiciones

González-Laya afirma que "somos respetuosos con las decisiones que toman otros países con sus fronteras".  

Este jueves a medianoche finaliza el estado de emergencia sanitaria en Marruecos por el covid-19, momento en que quizá el rey Mohamed VI haya despejado alguna duda de tantas que existen sobre la apertura de sus fronteras. 

Las dudas giran en torno a qué fronteras va a abrir Marruecos y a qué ciudadanos. Son varias las especulaciones sobre quiénes se beneficiarían en verano de las medidas que adopte el rey marroquí. Podría ordenar únicamente la apertura de puertos y aeropuertos para sus nacionales con motivo de la operación Marhaba o de bienvenida a los trabajadores que regresan de Europa, y mantener cerrados o no los pasos terrestres de Ceuta y Melilla hasta el otoño. 

El rey Mohamed VI, que es quien determina la apertura y cierre de las fronteras y lleva muy en privado este asunto, ya que nada definitivo ha trascendido pese a la fecha en la que nos encontramos y el ingente número de familias marroquíes y trabajadores que están pendientes de la decisión. 

Otras fuentes apuntan a que los pasos terrestres de Ceuta y Melilla serían utilizados solo por los trabajadores marroquíes que están dados de alta laboral en España. 

En la comparecencia de la ministra portavoz del Gobierno este martes, María Jesús Montero no vino a decir nada nuevo sobre el paso fronterizo, sólo que estaban esperando que se cumpla la reciprocidad impuesta por la UE para los intercambios de viajeros. "No se nos ha comunicado las previsiones que tiene Marruecos para la apertura de las fronteras y entendemos que será a lo largo de los próximos días cuando consideren que la seguridad sanitaria está garantizada tanto para los residentes en Marruecos como las personas que desde Marruecos viajen a otros lugares". 

En estos momentos, con los rebrotes últimos en fábricas y otras zonas del sur de Marruecos, tampoco está claro si el país continuará con su desescalada. 

Cuando el Gobierno tomó esta decisión en junio, las cifras eran 8.500 casos por covid-19 y 200 muertos. A punto de cumplirse 10 de julio los contagiados son 14.600 y los fallecidos 240. 

Esta mañana, en los Desayunos Informativos de Europa Press, la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González-Laya, ha manifestado que en estos momentos "Marruecos está reflexionando sobre qué hacer: si mantener las fronteras cerradas o en el caso de abrirlas, en qué condiciones. Somos respetuosos con las decisiones que tomen otros países con sus fronteras".  

 

Comentarios